¿Qué pasaría si el sexbook de Madonna fuese lanzado en el 2017?

Ilustración: Sasha Bograd

Madonna es un ícono de la cultura. No importa la edad que tengamos, ella ha formado parte de nuestras vidas. Es la Reina del Pop, solo con tener ese título la convierte en una artista vital para la música.

Nuestros padres probablemente disfrutaron sus mejores épocas y etapas. Desde siempre ha sido una de las mujeres más criticadas no sólo por su vida privada también por su forma de pensar y su música. Los medios y el público la han juzgado durante toda su carrera.

Su esencia es ser rebelde, ir en contra de lo que es normal para la sociedad, y así fue como se hizo leyenda. Como muchos artistas, a veces esa manera de ser la ha perjudicado. Ha vivido de cerca los escándalos y las consecuencias de los mismos.

Es algo que tienen que pagar los artistas por la fama, en algún momento vivirán el peor lado de ser observado por millones de personas en el mundo. Es por ello que son pocos los que soportan la presión de las cámaras.

Madonna vivió esto en 1992 con 34 años de edad y cumpliendo una década desde su single “Like A Virgin”, saca su libro llamado “SEX” al mercado. El 21 de octubre Kurt Loder anunció el lanzamiento de la obra más controvertida y esperada de su carrera. SEX es un libro de fotos y ensayos de fantasías eróticas filmado por el fotógrafo de moda Steven Meisel.

El libro de centro de mesa tiene 128 páginas de fotografías explícitas de Steven Meisel, así como poemas, cuentos y ensayos sobre el sexo de la cantante, con una cubierta de aluminio y sellado en plástico Mylar en las estanterías para ocultar su contenido sensible.

Fue un éxito instantáneo, vendiendo 1,5 millones de copias en sólo tres días, y encabezando la lista de bestsellers del New York Times. Ahora está agotado, y sigue siendo uno de los libros más buscados.

El motor de búsqueda de libros, una filial de AbeBooks, predice: «Ya que Madonna nunca es hacer algo dos veces, y el hecho de que el libro, una vez muy polémico, es menos provocativo de lo que era, una vez nos lleva a adivinar que Sex permanecerá fuera de impresión”.

Madonna escribió en el libro: «Mucha gente tiene miedo de decir lo que quiere, por eso no consigue lo que quiere».

Si nos concentramos en el éxito que tuvo en ventas nos estamos olvidando de las críticas que la llevaron a dudar de su creatividad meses después de la publicación.

Fue un escándalo para el mundo, fue a principios de los 90’s, una época reveladora para las mujeres pero no lo suficiente para poder apreciar el libro. Eran tiempos en los que recién se empezaba a aceptar que las mujeres o las artistas exploraran más su sexualidad y mostraran piel. Algo que antes no se aceptaba, se veía como una falta de respeto.

Para las feministas que no estaban de acuerdo con la industria del porno, el material de Madonna no era liberador sino dependiente de los deseos masculinos.

La artista compartió su opinión al respecto en las páginas de su obra fotográfica. “No entiendo por qué resulta degradante para las mujeres que un hombre mire a una chica desnuda en una revista. Todo el mundo tiene su propia sexualidad. Lo importante es cómo tratas a la gente en tu día a día, no las fantasías que te resultan excitantes”.

Otros críticos aseguraron que el libro era aburrido porque no aportaba nada nuevo: al fin y al cabo, solo era sexo. Sin embargo, algunos grupos religiosos se sintieron insultados por su contenido explícito.

“Hice mi álbum Erotica y mi libro SEX fue puesto en venta. Recuerdo que era el titular de todos los periódicos y revistas. Todo lo que leía sobre mí era condenatorio. Me llamaron puta y bruja. Un titular me comparó a Satanás. Dije: «Espera un minuto, ¿acaso Prince no está corriendo con redes de pesca, tacones altos y lápiz de labios con el trasero colgando?» Sí, lo estaba. Pero él era un hombre”, señaló Madonna al recibir el premio Woman of the Year de Billboard.

Fue señalada por feministas de renombre, acusándola de exhibirse “demasiado” o sexualizar su imagen para ser una mujer. Es una época que quisiera olvidar. Al parecer, nadie puede tener un alter ego y expresarse libremente (qué escándalo).

De algo hay que estar seguros, lo único que pudo perjudicar a Madonna fue que la mujer todavía en los 90 no se había encargado de tomar su puesto como ahora. El feminismo se encuentra de moda y la mujer ha decidido luchar por lo que quiere.

La sociedad cambió, 50 sombras de Grey es un éxito entre las mujeres porque sí, a las mujeres también les gusta el sexo (no es algo nuevo).

El sexo vende desde siempre, eso se sabe. Vemos a personajes como Nick Jonas saliendo en boxers tocándose el paquete y a una Selena Gomez posando desnuda para la portada de su disco, nada fuera de lo normal. Ni hablar de las Kardashians, construyeron un imperio por vender sex appeal. 

El #freetheniple ha ganado terreno en el mundo y tanto como mujeres y artistas decidieron decirle adiós al sostén. Las mujeres ya no se averguenzan de mostrar su cuerpo, de hecho, promueven estos movimientos. La sociedad en general siente la necesidad de mostrarse.

Rihanna canta y habla sobre sexo, de hecho, son muchas las artistas que lo hacen como Demi Lovato, Ariana Grande y Halsey. Se perdió la percepción de que la mujer debe ser y parecer virgen.

Si Madonna sacaba su libro SEX este año tengan por seguro que los aplausos hubiesen llegado. Hubiera sido respetada por mostrar su arte y compartirlo con el mundo. De hecho, las mujeres serían las primera en comprarlo.

Sería una figura para la liberación sexual de la mujer y se convertiría en un modelo a seguir para muchas. Al mismo tiempo, recibiría críticas, no tan hirientes ni sensacionalistas porque nunca puedes alegrar a todo el mundo.

Épocas distintas, reacciones diferentes. Aunque Madonna haya sido fuertemente juzgada la ayudó a aprender una gran lección y fue: “No le hagas caso a los demás”.

En 2017 su libro hubiera sido aplaudido por la mayoría, de todas maneras, para muchas mujeres es una leyenda. Qué mujer no se hubiera atrevido a cantar sobre sexo, a vestirse como quiera, competir contra hombres, ser defensora de los derechos humanos y filántropa.

Ella es la mujer que queremos ser por dentro o por fuera, no le teme a nada y sinceramente, es Madonna. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
‘Assume Form’: la guía para amar de James Blake