No es muy tarde para comenzar a ver Grace and Frankie

No es muy tarde para comenzar a ver Grace and Frankie

Esta es una serie con la que no puedes ser superficial y juzgarla por el hecho de que las protagonistas tienen 70+ años. Grace y Frankie son totalmente #goals.

La serie empieza cuando los esposos de Grace Hanson (Jane Fonda) y Frankie Bergstein (Lily Tomlin) salen del clóset, les anuncia que en realidad han tenido un amorío secreto durante décadas, se divorcian de ellas y se casan entre ellos.

Luego de que las dejan, se ven en situación típica de sitcom de “dos personas muy distintas se ven forzadas a vivir juntas”. Grace es la típica señora fancy y estirada que vive a base de martinis y moriría de vergüenza si alguna vez deja de ser talla 0. Frankie es una hippie que ve señales del universo y nombró Coyote a uno de sus hijos. Ambas tienen un montón de dinero y una casa en la playa súper envidiable.

Donde deja de ser un cliché es en la forma en la que representan a mujeres adultas y de la tercera edad sin caer en fórmulas aburridas. Grace y Frankie no son dos abuelas aferradas al pasado. De hecho, Grace prefiere tener un martini siempre en mano antes que cargar a sus nietos, y Frankie está más interesada en experimentar con Peyote y hacer su propio lubricante orgánico que sentarse a quejarse sobre cómo el mundo ha cambiado. Las siguientes se han enfocado en cómo cada una ha influenciado a la otra y en la clase de amistad femenina que difícilmente vemos en televisión. Es una seria genial; por eso, y otras cosas:

Los personajes secundarios valen la pena

Grace Hanson y Robert Hanson (Martin Sheen) tuvieron a Mallorie “la hija buena”, una máquina de tener hijos que a lo largo de la serie se ve cada vez más desesperada por definirse como algo más que “una mamá”, y a Brianna “the obvious maneater”, 100% problemas emocionales mezclados con sarcasmo y quien destaca tanto como Jane Fonda y Lily Tomlin cada vez que comparten escena.

Sol Bergstein (Sam Waterston) y Frankie Bergstein adoptaron a Coyote, un drogadicto recuperado súper hipster, y a Nwabudike un abogado con tendencia a entrar en relaciones con hipocondríacas y quien desesperadamente intenta tener una vida relativamente normal a pesar de sus padres.

Todos son súper multifacéticos

Cuando Sol y Robert anuncian que son gays y se casarán, es fácil odiarlos por haberles mentido a Frankie y Grace toda la vida. Y aunque Robert no tiene ningún momento redimible, Sol es mucho más complejo. Es la historia de un hombre que estuvo escondido durante 70 años de su vida y ahora que puede ser gay libremente, se siente aliviado y culpable al mismo tiempo.

Su relación con Frankie es igual de compleja, ser gay no significa que no la quiera o no parezcan la pareja perfecta a simple vista. Sol navega eso… torpemente… a lo largo de las 4 temporadas.

Los vibradores

Grace y Frankie hacen un imperio de vibradores especiales para adultos que tienen problemas de artritis y necesitan dildos más cómodos. Demasiado #goals.

Frankie y Grace son “BFFs goals”

La química entre las dos es effortless. Ambas aprenden a apoyarse con el paso del tiempo y entenderse en una sociedad que las trata como si ya hubiesen caducado. Son la clase de gente que quieres tener a tu lado cuando estés por entrar a un geriátrico.