El ‘Oasis’ de J Balvin y Bad Bunny - The Amaranta

El ‘Oasis’ de J Balvin y Bad Bunny

Los reyes del “perreo” han vuelto con una novedad. No estoy hablando de Don Omar y Daddy Yankee, sino de Benito Antonio Martínez Ocasio y José Álvaro Osorio Balvín o como los conocemos: Bad Bunny y J Balvin. Regresaron con un disco sorpresa para jugar con nuestros oídos, pero esta no es la primera vez que realizan una colaboración dado que en el 2017 nos pusieron a menear el booty al ritmo de Si tu novio te deja sola.

Oasis es un álbum en conjunto que mezcla dos estilos completamente distintos y que tiene como resultado melodías pegajosas e interesantes. Es comparado con Watch the Throne de Jay-Z y Kanye West, y con What a Time to Be Alive de Future y Drake, debido a que es la primera colaboración entre dos artistas del género. Los autores del LP realizaron un trabajo intenso durante más de un año y crearon un concepto cool que es necesario que analicemos.

Las Vibras de X100pre

Desde su unión en Si tu novio te deja sola y I Like It, ambos artistas se han mostrado muy cercanos con fotos en premios y en redes sociales; sin embargo, solo parecían estar trabajando en sus proyectos individuales. En el 2018, J Balvin lanzó su disco Vibras y Bad Bunny, X100pre, dos producciones importantes para el reggaetón porque marcaron la llegada de fusiones de diferentes géneros. Esta mezcla no era tan común en la segunda parte de la década del 2000, la época en la que comenzó a ganar popularidad esta categoría musical, pero ahora es la pauta en casi todos los nuevos temas de Ozuna, Anuel AA y Maluma, por nombrar a algunos artistas.

En su album Benito incorpora synth pop al estilo de los ochenta, boleros como los de Juan Gabriel y la salsa de Héctor Lavoe. Hasta podemos encontrar pop punk de principios de los 2000 que recuerda a Avril Lavigne, Blink-182 y Green Day en Tenemos que hablar. Todo su trabajo se inspira en Puerto Rico, lo cual se pone en evidencia con las referencias líricas que utiliza para retratar la realidad de su país natal, como en Solo de mí, donde refleja la violencia de género que sufren muchas mujeres puertorriqueñas. El disco, además, posee pequeños cameos de Cardi B y Ricky Martin, y la participación de El Alfa en La Romana, Diplo en 200 mph y el canadiense Drake en Mía

Por otro lado, J Balvin, quien es considerado una especie de “Pharrell latinoamericano”, experimenta en Vibras mucho más que su compañero. Con melodías urbanas y canciones en las que podemos encontrar destellos de música latina como bachata, salsa y hasta flamenco, el colombiano no se queda atrás en la mezcla de géneros. Así fue como el producto se consolidó como una recopilación de hits como No es justo, Peligrosa, Mi gente, Ambiente y Brillo; este último en compañía de Rosalía, con quien contrasta positivamente, a pesar de que tengan una base similar.

Oasis 

Bad Bunny lo define como un LP “trascendental y refrescante; es un rescate, un alivio. Un oasis ayuda a que tú puedas suministrarte lo que te has perdido y encontrar lo que te falta espiritualmente; es lo que representa el disco” y eso es precisamente lo que es: un escape de la vida cotidiana con un empaque de diseños caricaturescos. Explorar un lugar paradisíaco en un álbum de reggaetón es un concepto cool y poco común, puesto que solemos ver a los representantes de este género como personajes obscenos que solo hablan de sexo, así que resulta refrescante ver que en realidad piensan más al elaborar sus productos. Sin embargo, tampoco debemos tomarnos demasiado en serio lo que tienen que decir en sus canciones porque las letras tienen como propósito divertir, como es el caso de “pasarla bien no es difícil / la nota explota kamikazi”, “siempre papi / tú siempre mami” o “yo quiero ser la toalla que te seque” en Mojaita, que tiene efectos de burbujas y fuertes influencias de reggae y reggaetón del viejo en el beat.

Después de la bienvenida al Oasis, comienza Yo le llego, donde reafirman esa idea de que ellos son exitosos en lo que se propongan, ya sea ir a un lugar o salir con alguien porque pueden “llegarle” a lo que sea. El sample que usaron posee muchos sonidos latinos en los que se hace evidente la guitarra, la conga, el bajo y el timbal para hacer un guiño a la salsa. Los ladridos y comentarios de una mujer en el medio de Cuidao por ahí se alejan de esto y ayudan a crear una vibra mucho más urbana que recuerda un poco a los viejos singles de reggaetón de la segunda mitad de la década del 2000.

Luego cambiamos a Qué pretendes, tema promocional del LP, cuya melodía pegajosa recuerda a las canciones que forman parte de Vibras. No es experimental, no busca innovar y eso no molesta porque sabemos que vamos a terminar bailándola en alguna reunión este verano de todas maneras. De un beat alegre y sensual, pasamos a uno más lento y nostálgico con La canción, que fue aclamada en redes sociales porque habla de la tristeza que produce escuchar una copla que trae recuerdos de una conexión especial que no va a volver.

El despecho continúa con Un peso, composición realizada en colaboración con Marciano Cantero, el cantante de la banda de rock argentina Los Enanitos Verdes. Está conformada por un ukelele y una guitarra flamenca que generan una fusión preciosa y capaz de complacer a todos los amantes de la música. Esa melancolía sigue con Odio, tema en el cual hablan de un amor que pasó a rencor.

Después de tres sinfonías llenas de pasiones negativas, todo concluye de buena manera con Como un bebé, que habla sobre que en la vida no nos tenemos que enfocar en los inconvenientes, sino en las oportunidades que se nos presentan y los lazos que tenemos con las personas que nos rodean. Esta canción se hizo en conjunto a Mr Eazi, originario de Nigeria, cuyo toque afrobeat conecta perfectamente con la melodía caribeña en la que se basan Bad Bunny y J Balvin en todo el disco.

¿Entro al Oasis?

Oasis da un mensaje fuerte y claro: los reggaetoneros son mucho más que sexo. A pesar de que no tratan temas profundos en el disco, J Balvin y Bad Bunny innovan y encuentran la manera de decir todo lo que desean de manera original. Demostraron ser grandes artistas musicales en lo que representa el primer disco colaborativo entre reggaetoneros. Oasis es merecedor de las comparaciones que ha recibido con Watch the Throne de Jay-Z y Kanye West —aunque muchos de sus seguidores me estén insultando en este momento— porque esta alianza prueba que la música urbana tiene el mismo poder que el hip hop.

El disco es interesante, divertido, distinto y te hará repensar si esa imagen superficial que quizá tenías de José y Benito es realmente la correcta. Así no seas fan del reggaetón o el trap, tienes que darle una oportunidad porque te va a atrapar y definitivamente querrás bailarlo. Deja los prejuicios y bienvenido al Oasis.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
#SinReggaetonNoHayLatinGrammys: ¿polémica innecesaria o crítica acertada?