Los nuevos presentadores de televisión

Cada vez que tengo el control remoto en mis manos lo único que hago es zapping porque no encuentro nada que ver en la televisión que me parezca entretenido. Decido inmediatamente luego de darle una oportunidad abrir YouTube y ver los videos de mis shows favoritos allí.

A veces veo secciones o sketches, total, hay algunos que suben todo el programa y puedo verlo cómodamente donde quiera. Tal parece que la duración perfecta de estos es de media hora y nada más.

Los Late Night Shows son los preferidos, tienen la hora estelar para presentar el mejor contenido que puedan crear. Les han entrado competencia con los shows de Netflix y Comedy Central que pelean por el público.

Aunque, no han podido contra ellos. 

La comedia, para ellos, se ha desvanecido. No sabemos si es algo generacional o no, pero, ya no nos causa risa muchos de ellos. Por ejemplo, Jimmy Fallon, Jimmy Kimmel, Stephen Colbert, Seth Meyers son los que aparecen en mi lista.

Por favor, tienen que parar de ser tan repetitivos y básicos en su contenido. No sé qué es lo que les da risa cuando oigo chistes tan malos al aire, necesito un mayor alcance a los acontecimientos mundiales con humor de verdad.

Una buena señal de que un programa le importa la recepción de su público es modificar o crear nuevos conceptos, muchos de estos programas tienen muchos años en el aire y tienen la mentalidad de que como encontraron “seguro” a un segmento de la población, pueden seguir haciendo lo mismo. La verdad es que de vez en cuando hay que intentar cosas nuevas y frescas.

Dos de los hosts que están dando de qué hablar son John Oliver y Trevor Noah. De estilos parecidos, han cambiado las reglas de cómo se debe hacer un late night show en Estados Unidos. No acaban de saltar a la fama ni tampoco son nuevos en los proyectos, lo que hay que señalar es que traen algo distinto en la programación habitual.

Preferiblemente hay personas que quieren llegar a casa y olvidarse de las noticias y todas las desgracias que están pasando en el mundo, sin embargo, han logrado que a pesar de narrar y comentar noticias que muchas veces suelen ser complicadas, la combinación con el humor es insuperable.

Resulta que la comedia está pasando por cambios interesantes, ya no se trata de hacer el mejor chiste sobre alguna celebridad, presidente o situación de la vida; ahora es juntar el humor con los últimos acontecimientos en el mundo.

Algo respetable ya que, no es fácil. Hay una línea muy delgada, como todo, a la hora de hablar de temas mundiales y polémicos que fácilmente manejan John Oliver y Trevor Noah.

Por ahí he escuchado que el humor dice la verdad y también ayuda a sobrellevar las cosas. Con Trevor son noticias de Estados Unidos y vas a conseguir entrevistas. Alguno que otro sketch también. Con sus invitados puede pasar como un periodista por unos minutos y luego a comediante. Se balancea entre temas con debate y humor.

John, en cambio, es sarcástico y utiliza el humor negro a la perfección. Toca noticias más globales con una enorme investigación detrás, lo que hace que su audiencia sea más amplia. Utiliza recursos como entrevistas o videos para exponer sus ideas, no necesita nada más para hacernos reír.

Ahora saben que no se necesitan millones de dólares, super estrellas invitadas y una banda para tener un buen programa de televisión. Lo único que importa es el contenido, eso es todo.

Estos dos saben hacer su trabajo y por ello son aclamados no solo por el público sino por premios de renombre. John Oliver ganó el Emmy por “Outstanding Variety Series” así que no estamos hablando de unos aficionados.

Ya no nos importan las celebridades, nos importa una opinión que pueda lidiar con temas difíciles y que le va el lado gracioso, eso es lo que buscamos y apreciamos.

Este es el nuevo tipo de comedia que buscamos y llegó para quedarse. A John Oliver y a Trevor Noah, gracias por presentar programas para un público más interesado y abierto a tópicos que sean relevantes. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Razones por las que Daddy Yankee es y continuará siendo ‘The Big Boss’