Mujer y juego, cómo están cambiando las reglas

Mujer y juego, cómo están cambiando las reglas

No hay duda de que en los últimos meses, la mayor parte de los países están poniendo grandes esfuerzos en que la mujer sea reconocida como profesional y como persona con igualdad de derechos. En algunos sectores se ha avanzado más rápidamente en las últimas décadas, pero en otros, los esfuerzos han dado menos frutos. ¿Y qué pasa con la mujer en el mundo de los juegos? Poco a poco, también.

Películas como Los Juegos del Hambre o Wonder Woman nos muestran unas heroínas muy fuertes y resolutivas, en las que la estética es importante pero en su justa medida, por debajo de otras fortalezas como la inteligencia y el control de las emociones con un objetivo definido. De las películas de heroínas al papel de la mujer en los videojuegos hay una delgada línea, y hemos visto una evolución del personaje de Lara Croft, protagonista de Tomb Raider, que ha pasado de ser una mujer de curvas explosivas a una chica con una complexión más atlética y razonable en base al papel. La diferencia es palpable tanto en el mundo de los bits como en el del celuloide, de las primeras versiones a las más recientes.

Siguiendo con lo que el cine nos muestra, también se deja entrever que la mujer en el mundo de los juegos de casino no siempre ha tenido un papel ornamental como lo que sugieren las publicidades de ruletas y mesas de blackjack: Ocean’s Eight tendrá un reparto principal formado íntegramente por mujeres que toman decisiones en vez de acompañar a los grandes magnates, pero la película Molly’s Game nos muestra directamente a Molly Bloom como una de las grandes organizadoras de partidas privadas de poker. Sexy, sí, pero intocable, astuta y con una carrera como deportista profesional detrás. Una biopic de una mujer muy fuerte.

Los medios especializados en las competiciones deportivas, sin embargo, siguen sin otorgar mucho protagonismo a la mujer. Las ligas femeninas se desconocen casi por completo. Sin embargo, los eSports o deportes electrónicos sí que están poco a poco haciendo ganar visibilidad a las féminas gamers. Esperemos que por aquí se llegue a una igualdad real. Las nuevas generaciones tienen casi el mismo número de jugadoras femeninas como jugadores masculinos, así que las cifras prometen una balanza más equilibrada.

TheA logo
Suscríbete
Sabemos que suena sospechoso... pero hazlo