Los libros feministas de la biblioteca de Obama

Además de dirigir un país por ocho años consecutivos, Barack Obama encontró la manera de hacer crecer su biblioteca sin dejar a un lado sus problemas diarios, como el cambio climático y los conflictos en Irán; mientras nosotras aún estamos intentando mantener un balance entre la universidad, nuestra vida social y el trabajo.

Para avergonzar las típicas excusas de “no tengo tiempo”, que obviamente nunca hemos usado, durante toda su presidencia Obama ha compartió una larga lista de recomendaciones, que a pesar de hacernos sentir escépticas sobre su agenda, nos abrieron las puertas a la perspectiva del predecesor de Donald Trump.

Ahora que Malia se irá a estudiar en Harvard este año, Obama aprovechó para robar su Kindle y descargar los clásicos que espera que su hija mayor disfrute mientras vive la experiencia universitaria. Además de incluir varios representantes de la literatura del siglo XX: desde Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez hasta The Naked and the Dead de Norman Mailer; Barack dejó espacio para los libros que enorgullecen a la comunidad feminista.

The Golden Notebook de Doris Lessing

Doris Lessing publicó El Cuaderno Dorado a finales de 1962; cuando el movimiento feminista estaba en pleno renacer alrededor del mundo, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido. La temática experimental expuso el papel de la mujer en la sociedad e hizo que el trabajo de Lessing se convirtiera en uno de los libros más influyentes del movimiento. Incluso 55 años después, es considerado un “feminist bible”, por más de que la autora aclaró en diferentes oportunidades que no fue escrito como un libro feminista.

The Woman Warrior de Maxine Hong Kingston

En una época en la que el género literario autobiográfico era poco común, Maxine Hong Kingston decidió que era hora de mezclar el feminismo y el multiculturalismo en un solo texto de memorias. The Woman Warrior llegó a las estanterías en 1976 y hasta el sol de hoy es un clásico para el feminismo.

Brown Girl Dreaming de Jacqueline Woodson

Brown Girl Dreaming es una colección de poemas de autodescubrimiento que comparten la historia de Woodson; en cada escrito nos traslada a lo que se siente crecer siendo una afroamericana en los 60s’ y 70s’, incluyendo su interés por el movimiento de los derechos civiles. Línea tras línea, nos da un vistazo de la niña que está buscando su lugar en el mundo y cómo encuentra su voz a través sus historias.

Si Obama logró conseguir tiempo para leer mientras fue presidente, no nos queremos imaginar la cantidad de libros que leerá ahora. Nos morimos por saber qué lleva en su maletín de mano en este momento mientras recorre las islas británicas en sus vacaciones tan bien merecidas.

TheA logo
Más artículos
‘Big Little Lies’ no debe tener una tercera temporada