Las mentiras que nos creímos de nuestros shows favoritos

Seguro sabes a qué me refiero cuando hablo de esa cómoda calidez que sientes al momento de acurrucarte y ver tu serie noventosa favorita en la televisión. Una parte de ti está clara de que todo lo que ves es solo el producto de un grupo de guionistas que quieren ganarse el pan de todos los días, y otra parte ve y conoce a los personajes como si fueran personas con las que llevas años tratando. Son tus vecinos, amigos y consejeros de vida.

Es por eso que cuando hay algo que nos parece poco realista, es como si explotaran tu pequeña burbuja de ilusión o te despertarán con una alarma súper chocante a lo heavy metal durante la madrugada. Nos hace ruido y le tratamos de buscarle sentido dentro de la trama, muchas veces sin éxito.

Y estas son algunas de esas veces.

Ya todos saben sobre la imposibilidad del apartamento de Mónica y Rachel de “Friends”

Esta disconformidad es la más usual. Porque el apartamento es enorme y Rachel al principio es una mesera y Mónica una chef de poco renombre, pero ambas parecen vivir en el apartamento de una hija de Carolina Herrera y un Gordon Ramsey.

Lo gracioso es que el resto de los personajes también tienen trabajos semi mediocres y tienen apartamentos increíbles: Phoebe, Joey y Chandler. Phoebe apenas es masajista, Joey es un actor y suele estar desempleado en casi todas las temporadas y Chandler, bueno, nunca supe en qué trabajaba él (¿”transponster”?).

La obsesión de Carrie de “Sex And The City” por los tacones caros

Es cómico que siempre vimos a estas mujeres hablando de lo trágica que son sus vidas y de lo desafortunadas que son mientras están eligiendo zapatos en una tienda Chanel Louboutin. Pobresitas. Sin embargo, hay que aceptar que una de ellas está meando fuera del perol.

Carrie, antes de publicar sus novelas, y desde siempre tiene una obsesión compulsiva de comprar zapatos 24/7. Muchos se consuelan con unas papitas de McDonald’s y ella se consuela con unos zapatos de Jimmy Choo de 400 dólares. Cabe destacar que el trabajo fijo de Carrie consistía en escribir una columna todas las semanas. Y más nada, ¿qué tan rentable puede ser eso si gastas más de 400 dólares diarios?

A mí me gustaría saber el límite de esa tarjeta de crédito, solo por un poco de paz mental.

La adoración por la comida chatarra de madre e hija en “Gilmore Girls”

En casi todas las escenas en las que está el proceso de alimentación involucrado, Lorelai y Rory tienen una pizza al frente. Y en su defecto cualquier cosa frita o de comida rápida. Claro que nos complace ver que otras personas joden su salud y se exponen a una cara llena de pepas y unos cauchos cero fotografiables.

Pero hacer eso no cuadra en nada con todas sus actividades diarias. Tener esa dieta de pizza y comida basura aumenta tu fatiga, disminuye tus ganas de vivir y de salir con muchachos para luego contarle el chisme a tu mamá. Pero las dos lucen esbeltas y perfectas, con la cara lisa y con la energía de tu mamá cuando es el día de limpiar la casa.

Lo regias que lucen las chamas de Pretty Little Liars y sin falta

Al principio, me sentía inspirada por los looks de las pequeñas y lindas mentirosas. pero luego me di cuenta que la mentira más grande de ellas cuatro es su presentación perfecta incluso si un asesino psicópata y con máscara creepy las está persiguiendo para asesinarlas. Incluso ahí, están perfectas y sin un cabello fuera de lugar. 

Pero ya después de la tercera temporada nos acostumbramos a que estuviesen perfectamente maquilladas hasta en la ducha.

Que Alan se volviera tan retrasado en “Two And a Half Men”

Al principio de la serie, cuando teníamos a Charlie y de verdad nos reíamos, Alan era un personaje que tenía una moral bastante elevada, pero con frecuencia se dejaba llevar por las tentaciones. Y eso era lo gracioso.

Cuando comenzó a avanzar la trama y las temporadas, Alan dejó de ser el hermano fracasado pero con un corazón noble y se convirtió en un payaso de circo que haría cualquier cosa por sobrevivir como la rata chupavidas que es cuando aparece Ashton Kutcher para hacernos cambiar el canal.

Lo que nos hace preguntarnos, ¿de verdad es posible que un hombre llegue a esos niveles? Estamos hablando de un hombre que tiene un hijo, ha tenido contadas oportunidades con mujeres bastante aceptables, vive en Malibú y sin la responsabilidad de pagar renta en todo lo que duró la serie.

I don’t think so.

Claro que existen muchas más, pero estas han sido las que más ruido nos ha hecho.

Y a ti, ¿qué hechos poco realistas te han arruinado tus acurrucadas mañaneras frente a la televisión?

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
‘Sex Education’ no es tan buena como dicen