La estética de Jules en ‘Euphoria’ y la expansión de la cultura anime

No todo se trata de comiquitas

Euphoria, la nueva joya de HBO, ha dejado a toda su audiencia en el borde del acantilado con su final de temporada. La historia es atrapante, da giros hasta más no poder y está llena de drama adolescente, drogas, alcohol, sexo, violencia y personajes carismáticos y complejos que cautivaron al público desde el primer momento. El ojo estaba puesto especialmente en Jules Vaughn, tal vez el personaje con la estética más distinta y cuyo estilo tan particular recuerda a los clásicos animes de los noventa, algo que no parece haber sido hecho al azar, lo que nos lleva a preguntarnos: ¿por qué Jules Vaughn parece un personaje de anime?

La respuesta más simple sería que el creador de la serie, Sam Levinson, con la ayuda de Heidi Bivens y Doniella Davy —diseñadora de vestuario y maquilladora, respectivamente—, modeló al personaje con una referencia muy específica: Sailor Moon. Sin embargo, las razones van más allá de los estereotipos del anime y tienen que ver con una trayectoria de cambios culturales que fueron consecuencia directa del proceso de globalización.

Desde el principio, cuando solo tenía el piloto, su personaje fue descrito como inspirado en el anime. Ella incluso tenía la referencia de verse como Sailor Moon. Sam Levinson tiene una afinidad por esa estética anime; lo inspira visualmente.

Heidi Bivens en una entrevista para Teen Vogue.
Euphoria y Sailor Moon
Izquierda: Sailor Moon. Toei Animation. Derecha: Jules en Euphoria
HBO

En el ensayo Animación japonesa y globalización: la latinización y la subcultura otaku en América Latina, publicado por la revista Razón y Palabra, Tania Cobos explica que la adopción de la cultura asiática, más específicamente, la japonesa, tiene que ver con tres procesos importantes que son la desterritorialización o exportación de los modelos culturales, el asentamiento y la adaptación de nuestras comunidades a ellos, creando una cultura híbrida. Como resultado, estamos inmersos en influencias asiáticas, aunque muchas veces no lo veamos a simple vista.

En los años sesenta, Disney era la casa de animación más importante a nivel mundial y los japoneses se inspiraron en su estilo para crear animes legendarios como Astroboy (1963) de Osamu Tesuka, conocido como el padre del anime.  Luego, el estilo comenzó a agarrar vuelo por su cuenta y en los años ochenta y noventa regresó para tomar las pantallas americanas con  clásicos como Dragon Ball, Los caballeros del zodiaco y, por supuesto, Sailor Moon.

Animé animación
Portada del libro History Toei Animation 80s 90s Girls
Toei Animation

Son precisamente estas historias más complejas, con mayor carga emocional y una variedad de temas las que, según Cobos, se popularizaron en América gracias a que, a diferencia de las animaciones estadounidenses, ellas no se limitaban solo a audiencias infantiles.

Pero, ¿qué rescata exactamente Jules del vasto universo del anime?

El personaje de Jules Vaughn es una adolescente transgénero que llega al pueblo al principio de la serie y cuyo pasatiempo favorito es mantener relaciones con hombres mayores que conoce a través de una app, exhibiendo el primer rasgo de su personalidad: un complejo de Lolita —sí, exactamente como la novela de Nabokov—. Igualmente, en los primeros capítulos de la serie, se nos deja muy claro que Jules también es una otaku y que ve nada más y nada menos que Madoka Magica, un serie representativa de la vertiente mahou shoujo, o  de chicas mágicas, muy famosa en el anime.

Lolita Euphoria
Arriba de izquierda a derecha: Puella Magi Madoka Magica, estilo Lolita. Abajo: Jules en Euphoria
Shaft/Wikipedia/HBO

Este género presenta a lolis o lolitas —nombre de una subcultura popular en Japón— que, con trajes extremadamente femeninos y accesorios exagerados, se convierten en superheroínas y salvan el mundo, en ocasiones convirtiéndose de niñas en adultas, como se ve en los primeros animes del género, lo que añade una característica más sexual a las protagonistas.

Para construir a Jules se toman elementos característicos de esta subcultura, como el uso de colores pasteles, especialmente rosas y azules, faldas, accesorios infantiles exagerados, medias largas y zapatos con plataformas, que en los primeros episodios de la serie tenían el propósito de hacerla más femenina. Así se nos presenta Jules al principio; su meta es ser una mujer y “conquistar la feminidad” en todos los aspectos de su vida, y su ropa es prueba de ello. De esta forma, el estilo y el vestuario de Jules, al igual que sus encuentros regulares con hombres, forman parte de su transformación psicológica y emocional, y su aceptación como mujer.

Jules Vaugh y Cal
Jules Vaugh y Cal
HBO

En mi cabeza, si puedo conquistar hombres, entonces puedo conquistar la feminidad.

Jules Vaughn (Hunter Schafer). Episodio 7

Esta no es la primera vez que vemos esta estética en un personaje de televisión occidental. Ya algunas animaciones americanas han hecho versiones menos sexualizadas de lolitas, como son los casos de la protagonista de Star vs. las fuerzas del mal o casi todos los personajes de Steven Universe. Sin embargo, sí es la primera vez que este estilo se adapta perfectamente a una historia occidental no animada, usando la simbología del vestuario como parte de la transformación que sufre el personaje.

Star vs. las fuerzas del mal
Star vs. las fuerzas del mal 
Disney XD

Parte del desarrollo del peronaje en la historia también se ve reflejado en la adición de pantalones y piezas más oscuras en su guardarropa, con toques de colores más audaces, menos accesorios infantiles y el uso de formas más angulares en todos los conjuntos, recordando más a otra corriente del submundo de Japón: el visual kei.

Debido a la explosión del glam rock en Europa y América gracias a artistas como David Bowie en los setenta, en Japón se originó la estética del visual kei, la cual echó raíces en oriente y se fusionó con la gran variedad de estilos que coexistían en Japón en la posguerra. El visual kei, en cualquiera de sus ramas, se caracteriza por usar negros pesados, inspirarse en las tendencias góticas y apostar por una estética andrógina. Asimismo, representa una fuerte oposición al conservadurismo típico japonés.

Euphoria y Visual Kei
Izquierda: The Gazzete, banda visual kei. Derecha: Jules Vaughn 
Hirano Takashi/HBO

Los ideales de rebelión y cambio son el motor de Jules en la segunda parte de la temporada de Euphoria. Para este punto, sus intereses se desvían completamente y su pensamiento se hace más independiente y menos enfocado en un ideal de feminidad, transformación que puede verse en su vestuario. Este juega más con la dualidad del personaje y hace que Jules se descubra a sí misma a través de ello. 

Si los ojos son las ventanas del alma, la de Jules es un arcoíris

Así como prestaron especial atención a la ropa, los creadores de Euphoria también fueron elogiados por los maquillajes de fantasía que sus personajes usan y el de Jules fue de los más llamativos. Del mismo modo en que sus atuendos cambiaron de infantiles y femeninos a más andróginos, su maquillaje representaba los estados emocionales más profundos del personaje. 

Jules maquillaje
Maquillaje de Jules
Eddy Chen/HBO

Inicialmente, su maquillaje está lleno de colores neón y pastel con brillos, mostrando el lado más inocente y divertido de Jules, pero este cambia a rojos y negros más pesados a medida que avanza la serie. El único elemento constante son sus ojos, los cuales resaltan en todo momento. Y si algo sabemos del anime es que los ojos de los personajes son anormalmente grandes y muy expresivos, lo cual se relaciona un poco con el tema de “los ojos son las ventanas del alma” y, de hecho, así es para los japoneses.

Ver esta publicación en Instagram

what I’m wearing to my date tonight

Una publicación compartida de euphoria (@euphoria) el

Un estudio conjunto realizado por la Universidad de Hokkaido, Japón, y las Northwestern y Alberta, Estados Unidos, concluyó que en culturas menos expresivas como las asiáticas, los ojos son la principal forma de reconocer emociones en los humanos, mientras que para culturas más expresivas, es decir, la nuestra, la boca tiende a ser el primer indicador de emoción. Esto se debe a que, para los japoneses, las emociones más sinceras están relacionadas a los músculos más difíciles de controlar, como lo es el orbicularis oculi que rodea el ojo. Dada la connotación especial que estas facciones tienen para los japoneses, estos crean a sus personajes con ojos enormes que expresen la mayor cantidad de emoción posible. Típicamente, personajes con carácter dulce e inocente tienen ojos más redondos, grandes y expresivos, mientras que a personajes malvados o astutos se les dibuja con ojos alargados y pequeños.

Sailor Moon
Distintas expresiones en Sailor Moon
Toei Animation

De acuerdo a Bivens, el departamento de maquillaje de hecho tenía un look diferente preparado para Jules en cada episodio, siempre combinándolo tanto con el vestuario como con la emoción y el desarrollo del personaje. Incluso la falta de maquillaje se usó para representar un momento de profunda vulnerabilidad en la historia, demostrando un manejo y entendimiento sublimes tanto del personaje como de la cultura en la que se inspiraron.

Jules Euphoria
Jules sin maquillaje
HBO

Hemos recorrido un largo camino desde el estreno de Meteoro (2008), cuando comenzaron a recrearse animaciones japonesas en Hollywood y los fans del anime pasamos incluso por momentos dolorosos con los fiascos de Dragon Ball Evolution (2009) y Death Note (2017), pues parecía que las adaptaciones eran demasiado japonesas para un público americano o tan occidentales que deshonraban a la obra original. 

Euphoria ha aprendido de esto y aunque no se trata de una adaptación, es una serie que intenta tomar componentes característicos del anime para incorporarlos a su historia de una manera impecable y que, de hecho, le dan valor al personaje. Se trata de elementos fácilmente reconocibles para una audiencia que ya ha sido educada sobre ellos previamente y que los ha incorporado a su inconsciente colectivo. Solo nos queda esperar ver qué viene con las próximas adaptaciones y referencias a la cultura japonesa en Estados Unidos y desear que estas puedan alcanzar los altos estándares que impuso Euphoria.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Las canciones que ya habíamos escuchado antes sin que lo supiéramos