Interpretando el Guernica venezolano

Interpretando el Guernica venezolano

Durante la Guerra Civil Española, se vivió uno de los hechos más devastadores para el país, conocido como el bombardeo de Guernica u Operación Rügen, el cual tomó lugar durante la Segunda Guerra Mundial. En esta, la aviación italiana y alemana bombardearon la pequeña villa de Guernica en el País Vasco. Posteriormente se registraron alrededor de 120 y 300 muertos como consecuencia del ataque.

Afligido por este hecho a pesar de no haberlo vivido directamente, el artista Picasso decidió pintar una obra al que luego llamaría Guernica. Esta es una de la producciones más famosas de toda su carrera.

Como consecuencia de la coyuntura social que se vive en Venezuela, el caricaturista Eduardo Sanabria -mejor conocido como Edo-, decidió replicar la técnica de Picasso, para transpolar una época catastrófica a otra.

El artista no cambia los colores ni la técnica porque lo importante es el mensaje y los personajes que accionan. Para detallarlos, debemos acercarnos un poco más.

Si lo vemos de izquierda a derecha, primero observamos a un Guardia Nacional agrediendo a una mujer agujereada que lleva la bandera de Venezuela como capa, al lado de dos calaveras, símbolo universal de muerte. Esto podría significar una patria herida y atormentada.

Luego, vemos a una madre sosteniendo a su hijo muerto en las manos (similar a la obra original de Picasso), que usa la Constitución de escudo para resguardarse. Aquí se rinde homenaje a las madres que han perdido a sus hijos por causa de las protestas, así como una fuerza opositora que abraza y se apoya de las leyes.

Seguidamente está un Guardia Nacional estrangulando a una mujer que sostiene en sus manos una balanza, símbolo de justicia. No hay que ir mucho más allá para entender la representación de cómo los cuerpos de seguridad arremeten contra la justicia con sus actos barbáricos e inconstitucionales.

Luego, otro Guardia abofetea a una paloma con laurel en la boca, símbolo de paz. A su vez, esta cae sobre un individuo que sostiene una flor en la mano. Esta escena podría significar primordialmente, la agresión contra la paz, pero también que a pesar de esto se mantiene la esperanza en la misión que se tiene.

Más allá, se denota como otro Guardia Nacional ataca a un civil.

Adicionalmente, podemos apreciar la figura inconfundible de Simón Bolívar, quien alumbra con un candil toda la situación y ve horrorizado lo que está sucediendo. Está claro que esto representa el desapruebo que tuviese el Libertador de la situación actual de Venezuela, lo cual se constata con la frase “maldito el soldado que apunta su arma contra el pueblo”, acción presente a lo largo de la obra.

Encima de él, está la misma bombilla de la obra original de Picasso, dentro de un sol. En aquella, se cuestionó si significó avances científicos o ingenio. Sin embargo, creemos que en la versión de Edo podría simbolizar la luz que se arroja a toda esta situación actualmente a nivel nacional e internacional.

Por último, vemos a un cuatrista llorando que podría significar un autorretrato de Edo, los artistas que lloran su patria, o quizás el amor por el país y sus costumbres, mezclada con la espeluznante realidad de lo que sucede.

La obra de Edo se enfoca en un mensaje claro que todo espectador pueda entender con una rápida mirada en la avenida principal de Las Mercedes y este es injusticia, represión y agresión a los Derechos Humanos del pueblo. Debemos decir que de todas las manifestaciones artísticas que han surgido es este conflicto, esta es una de las más representativas y asertivas en el mensaje que comunican. 

TheA logo
Más artículos
Portadas de Vogue
Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis