Coachella o IdontgiveafuckCHELLA

Coachella o IdontgiveafuckCHELLA

Lo más probable es que hayas escuchado de este famoso festival de música estadounidense, no por la increíble lista de artistas que se presentan, sino porque tu Instagram se llenó estas dos últimas semanas de 2.567 fotos de artistas, actores y personajes de farándula que asistieron al evento y tienen, repito, tienen que compartir tanto el look que van a usar como la gente con la que se rodean.

Seguramente, también te habrás topado con unos buenos memes que satanizan Coachella y que han sido muy bien adoptados por las personas que están hartas de ver su feed cundido de flores, lentes de los 70 y niñas con el pelo azul.

Lo lamentable de toda la situación es que a pesar de su legendario inicio, de ser una plataforma para maravillosos artistas y de realmente abogar por un concepto original y cool, las personas han logrado convertir la aparición anual de Coachella en el festival más aborrecido de las redes sociales.

Todo empezó cuando Pearl Jam tuvo un pleito con Ticketmaster en 1993 por los impuestos sobre los tickets de su tour. Por esta razón, la banda buscó otros lugares para presentar su gira Vs y terminaron presentándose en el Empire Polo Grounds en el desierto de California. Sorprendentemente la asistencia de los fanáticos fue masiva, y le demostró a los organizadores de los festivales de música que muchos locos estaban dispuestos a viajar al desierto para escuchar buena música. Ergo, habemus Coachella.

Entonces gracias a Pearl Jam desde 1999 se ha hecho el festival, mutando desde sus raíces con solo 2 días de evento a los 2 insufribles fines de semana hoy en día.

Digo insufribles porque, bueno para aquellos que no pueden ir, es un martirio saber lo bien que se la están pasando las celebridades y el resto de los mortales en Coachella, y a aquellos que no les puede importar menos el festival, resulta tormentoso ver lo forzado de las fotos y sobretodo la ropa.

Creo que las únicas personas que lo pasan bien son los que asisten, si le puedes decir “pasar bien” a estar 5 horas arreglándote como una hippie que cayó en desechos tóxicos, 7 horas tomándote la foto perfecta y 3 horas consiguiendo a tus amigas que se perdieron entre la multitud buscando a Vanessa Hudgens.

¿Recuerdan a Vanessa? Pues aparentemente luego de hacer 3 épicas películas con Disney, 3 infames películas que nadie recuerda y salir con Zac Effron, ahora se auto proclamó la reina de Coachella. Sí, la reina del festival menos/más mainstream.

Toda esta rabia escrita desde un país tropical en caos y muy lejos del desierto de California viene porque los protagonistas del festival están lejos de ser los artistas que se presentan en él. Perdón, me explico mejor, los artistas que se presentan a tocar música en Coachella.

Increíbles bandas indie, artistas nuevos, bandas medio undergorund y en el festival de este año, un venezolano, se presentaron en Coachella 2017 quedando en un segundo plano, eclipsados por los pantalones que usó Kendall Jenner para la fiesta de Revolve.

Phantogram, Devendra Banhart, Twoo Door Cinema Club y Bon Iver tomaron uno de los múltiples escenarios del festival mientras todo el mundo “disfrutaba” a través de una cámara su música.

Mientras tanto Chiara Ferragni, Lele Pons, las Jenner, el elenco casi completo de las Angels de Victoria’s Secret y Ashley Tisdale (a que se acuerdan de ella también) montaban innumerables fotos disfrazadas y haciéndoles promoción a las piezas que usan o a su propia marca.

Para nosotros que disfrutamos del festival desde el placer de nuestras pantallas del teléfono, fue evidente que mientras más alocada y “espontánea” fuese la foto, más protagonismo iba a tener en la escala de popularidad.

Unidos a nuestro movimiento de desprecio a lo comercial y pantallero que se ha vuelto este buen festival de música, nacieron los “Couchella” y los “Nochella”. Los Couchella son aquellos que en vez de consumir LSD y ponerse plumas en la cabeza durante dos fines de semana, piensan pasar el resto de sus días no laborales en la comodidad de sus sofases y comiendo tranquilos. Los Nochella son aquellos que aunque querían asistir al festival más que nadie, obstáculos financieros o compromisos les impidieron llegar al paraíso de la escarcha y por eso lo detestan.

Añadido a estas categorías creo una nueva: los «Idontgivafuckchella». Esta especie son aquellas personas que no les importa lo más mínimo lo que sucede en este festival y que apenas están aprendiendo que existe mientras leen este artículo.

Hace un par de días escribimos un artículo con las canciones que debes conocer del festival, y en nuestra opinión eso es lo importante del Coachella. Por otra parte si te quieres disfrazar de vampiro comeflor en Halloween, las fotos que te vamos a compartir del festival también pueden ser muy útiles.

TheA logo
Más artículos
Future Nostalgia
Si el futuro suena como ‘Future Nostalgia’ de Dua Lipa, no nos podemos quejar