Hayley Williams florece en ‘Petals for Armor’
Hayley Williams

Hayley Williams florece individualmente en ‘Petals for Armor’

Y nos regala un ramo de canciones que resaltan su feminidad

Hayley Williams ha formado parte de la industria musical desde los 14 años como la vocalista de Paramore, por lo que vivió la mayor parte de su adolescencia de gira por el mundo mientras creaba música junto a sus compañeros de banda. Ya a sus veinte años, la artista nativa de Mississippi era un ícono del emo-pop gracias a su pelo teñido, su energía exorbitante en el escenario y sus composiciones en conjunto con Josh Farro y Taylor York, las cuales expresaban la angustia juvenil de los millennials. Ahora, luego de un torbellino de cambios en la alineación de su grupo, un divorcio y 17 años de carrera, la cantante nos regala su álbum debut como solista: Petals for Armor.

Para Hayley Williams, este LP nació de un modo curativo después de que su terapeuta le aconsejara crear cosas para lidiar con su depresión y su separación de Chad Gilbert, guitarrista de New Found Glory, después de un año de matrimonio y diez de relación. El disco ni siquiera era un proyecto en concreto cuando empezó a componer; más bien, la vocalista de 31 años solamente quería escribir algunas canciones R&B por diversión. Sin embargo, poco a poco, este grupo de grabaciones se convirtieron en Petals for Armor, un álbum art pop con más aciertos que desaciertos que se destaca por su sinceridad.

Portada de Petals For Armor, por Lindsey Byrnes
Portada de Petals For Armor, por Lindsey Byrnes
Atlantic Records

Con composiciones extremadamente personales y una producción inspirada en diversos géneros, Petals for Armor es un álbum de pop experimental que resalta la individualidad de Hayley Williams, principalmente porque transmite una feminidad que se aleja del estilo típico de Paramore. Por lo tanto, la cantante muestra que encontró su propio camino para contar su historia a través de tres EPs de cinco canciones cada uno. Las grabaciones que componen este disco permiten que conozcamos mejor el viaje de Williams hacia la paz consigo misma.

La naturaleza y sinceridad de Petals For Armor

Como se puede intuir por su nombre, Petals for Armor es un trabajo discográfico en el cual la naturaleza tiene un papel importante a la hora de manifestar metafóricamente el camino que recorrió Hayley Williams para contar su historia. Desde la canción que abre el álbum, Simmer, la presencia de letras que se refieren a las plantas, las flores o la tierra sirve para expresar cómo Williams logró utilizar una armadura de pétalos para aceptar su vulnerabilidad y cómo ha florecido para aprender a aceptar su cuerpo. Este recurso ayuda a que la rabia, la soledad y la sanación que transmiten las composiciones tengan un carácter netamente feminino, lo cual separa este trabajo de lo que la vocalista había creado durante toda su carrera artística junto a Paramore. El problema con este recurso es que Williams no lo explota al máximo, ya que repite una y otra vez las mismas alegorías y no explora otros símbolos comunes de la flora que podrían enriquecer estas imágenes.

A pesar de que la naturaleza es esencial dentro de las composiciones del LP, es la honestidad que se desprende de este lo que permite conectar con Hayley Williams de un modo que no había sido posible anteriormente. Cuando la cantante habla de su lucha por aceptar y controlar la rabia en Simmer, de su nexo con su mejor amigo en My Friend o de su voluntad para aceptar nuevamente el amor en Pure Love, nos podemos identificar con ella como persona y no como la líder de una banda. Igualmente, cuando habla de temas más íntimos sin tapujos como su divorcio, su felicidad al sentirse finalmente segura de su feminidad y su batalla contra la depresión, entendemos mucho mejor a Williams.

Lista de canciones de Petals for Armor Hayley Williams
Lista de canciones de Petals for Armor
Atlantic Records

Las mejores letras de Petals for Armor son las que demuestran vulnerabilidad y osadía al mismo tiempo. Líneas como “Que nadie me diga / Que Dios no tiene sentido del humor / Porque ahora que quiero vivir / Bueno, todos a mi alrededor están muriendo” de Leave It Alone u “Obtuve lo que me merecía, yo fui la otra mujer primero / Otra de otras en la línea / Pero sigo intentando que funcione” de Dead Horse son muestras perfectas de esa fusión. No obstante, los ejemplos más simbólicos, como “Piensa en todas las mujeres marchitas / Quienes estiraron sus cuellos para alcanzar una ventana / Desgarrando todos sus pétalos solo porque / ‘Él me ama, Él no me ama’ / Yo también fui una mujer marchita / Adormilada en un cuarto oscuro / Olvidé mis raíces / Ahora veme florecer” de Roses/Lotus/Violet/Iris, también tienen sus propios momentos importantes dentro del LP, exponiendo el gran talento de Hayley Williams como compositora. 

Un sinfín de inspiraciones y la ágil voz de Hayley Williams

Mientras que la honestidad y las metáforas asociadas a la flora tienen el foco en las composiciones de Petals for Armor, la producción se caracteriza por ser ecléctica y estar influenciada por géneros tan variados como el reggae, el R&B y el house. Hayley Williams y Taylor York —productor del disco y guitarrista de Paramore— no tuvieron límites a la hora de jugar con distintas estructuras, ritmos y melodías que normalmente no coexisten en un mismo trabajo discográfico. No obstante, ambos lograron integrar todos estos estilos en las grabaciones sin sacrificar la cohesión, creando un álbum que nos lleva por un viaje sonoro tan variado como divertido.

Si bien cada uno de los tres EPs que integran Petals for Armor transmite diferentes emociones a través de los distintos tipos de tempos de sus canciones, el álbum conserva un hilo temático que hace que no se pierda la unidad. La ira de la primera parte del LP es palpable tanto en el deseo contenido que se desprende de la melodía R&B de Sudden Desire como en el ritmo groovy y oscuro de Simmer. En la segunda, es posible notar la reconciliación de Williams consigo misma mediante la composición del reggae de Dead Horse y la melodía digna de una clase de aeróbicos de Over Yet. Y finalmente, la tercera sección se centra en la felicidad de Hayley Williams y esto se hace evidente en el arreglo de música house de Sugar on the Rim y en el pop ochentero de Pure Love. Sin embargo, nunca se siente que una influencia desentone con otra gracias a la minuciosa instrumentación que las une de manera impecable.

Hayley Williams
Hayley Williams
Lindsey Byrnes

Aunque la producción realizada por Taylor York está bien cuidada y trabajada, la verdadera protagonista de Petals for Armor es la voz de Hayley Williams, quien muestra una asombrosa versatilidad y se ajusta a todos los géneros explorados en este LP. La cantante de 31 años se adapta tanto a las notas graves de Creepin’ y a los vocales agresivos parecidos a los de Björk en Watch Me While I Bloom como a las armonías etéreas de Roses/Lotus/Violet/Iris y a la forma rítmica de cantar, inspirada en Janet Jackson, que caracteriza Cinnamon. Lejos de perderse entre la instrumentación, Williams siempre demuestra la habilidad vocal que ha definido su carrera artística por los últimos 17 años. 

Quizás lo que impide que la producción de Petals for Armor sea impecable es que el álbum cae constantemente en los mismos lugares y su sonido puede sentirse repetitivo. Esto ocurre, principalmente, con las grabaciones de tempo lento, influenciado por el R&B, como My Friend y Why We Ever

Petals for Armor es un sólido debut que no nos presenta a Hayley Williams simplemente como solista, sino también como una mujer que ha luchado contra sus demonios y que no tiene miedo de expresar sus vivencias a través de la música. Tal vez este LP no sea un trabajo perfecto, pero sí es un ramo de grabaciones variadas que respetan sus influencias y honran el camino que tuvo que recorrer su creadora para aceptar su cuerpo, su feminidad y sus sombras; todo mientras florece y se convierte en una cantante con voz propia que vale la pena escuchar.

TheA logo
Más artículos
Polly Platt
Polly Platt, la mujer invisible