¿Greta Van Fleet es el nuevo Led Zeppelin?

No sabemos si es un halago o una desgracia

Ya hemos mencionado mil veces que la sociedad está empeñada en intentar revivir los viejos tiempos y era necesario que lo hiciéramos nuevamente para hablar de un grupo que está trayendo a la vida al moderno Prometeo que necesitábamos. Greta Van Fleet es una banda formada en el 2012 que usa el sonido del hard rock para crear nuevas piezas musicales que nos fascinan, pues suenan igual a otras agrupaciones que crecimos escuchando por nuestros papás. Sin embargo, ese detalle no ha sido bien recibido por los críticos, que han calificado sus canciones como “copias” de otras antiguas y a ellos los catalogan de la nueva versión de X o Y. 

Esto hace que me pregunte: ¿es un halago o simplemente es un comentario desagradable que los comparen tanto con otras bandas? ¿Que la voz del vocalista de Greta Van Fleet se parezca a la del de Led Zeppelin es suficiente para argumentar que son prácticamente una réplica exacta de ellos?

¿De dónde salió Greta Van Fleet?

No, Greta Van Fleet no es una cantante holandesa que intenta cumplir su sueño de ser una rockstar. Es una agrupación que proviene de Frankenmuth, un pueblito de Michigan, y fue formada en el 2012 por los hermanos Josh (voz), Sam (bajo) y Jake (guitarra) Kiszka junto al baterista Danny Wagner. Quisieron cumplir su sueños como músicos y se unieron para crear composiciones que evocan los setenta con cada acorde, pues los Kiszka crecieron escuchando a ponentes de la época como Los Beatles, Jimi Hendrix, The Who y, por supuesto, Led Zeppelin.

El nombre nació de una vecina de los jóvenes cuyo nombre es Greta Van Fleet, una señora de 88 años que vive en el lugar de nacimiento de la agrupación. La idea surgió de una conversación que tuvieron con el padre de los hermanos, quien mencionó a la señora Van Fleet. Ellos pasaron mucho tiempo pensando cómo podían preguntarle si podían usar su nombre, hasta que lo hicieron y ella se lo dio sin problema, a pesar de que no le agrada el tipo de música que hacen.

Han estado involucrados en el mundo musical desde temprana edad. Jake cuenta que desde los dos o tres años ha tocado guitarra. Sin embargo, todo verdaderamente inició cuando se aplicaron para lograrlo en el 2014. En ese momento produjeron su EP en vivo y empezaron a ser escuchados. Sus primeras grabaciones fueron tan exitosas que una de ellas fue utilizada en la publicidad de Chevy Equinox de Detroit y poco después firmaron con la disquera Republic Records, comenzando así su nueva travesía como nueva banda emergente con giras en Estados Unidos y el mundo para promocionar sus dos EP previos al lanzamiento de su álbum, Anthem of the Peaceful Army, en 2018.

Greta Van Fleet y Led Zeppelin

Pues evidentemente sí, Led Zeppelin es una de sus influencias —aunque ellos no lo admitan en sus entrevistas— y es normal que utilicen sonidos muy parecidos a los de ellos. Es notorio en múltiples temas que el ritmo de la batería es idéntico al de John Bonham, no solo porque Danny Wagner utiliza un instrumento similar al de él, sino porque sabe tocar de la manera única en la que solo Bonzo podía con un beat estable y haciendo énfasis en ciertos momentos para generar sentimientos distintos en la audiencia. Para que Zeppelin pudiera crear esa atmósfera, existió un trabajo en equipo entre John y el guitarrista Jimmy Page, lo cual también está presente en Greta Van Fleet y podemos contemplar en Highway Tune, que es llamada la nueva versión de The Rover de LZ.

Sin embargo, ahí no paran las similitudes entre los dos grupos, esta también se encuentra en uno de los elementos que más carga tiene: la voz. Robert Plant y Josh Kiszka pueden cantar de manera casi idéntica y es algo que a todos nos sorprende y hace que las comparaciones entre ellos sigan existiendo. No lo podemos acusar de plagio porque es casi incontrolable tener una voz como la del cantante de los setenta, no se siente como algo forzado. Hasta el mismo Robert Plant comentó al respecto y dijo que la nueva banda es Led Zeppelin I y que Kiszka intenta sonar como él, aunque el vocalista del grupo actual diga que su ídolo es Steven Tyler.

No podemos señalarlos por plagio porque, como dije, es normal que los artistas tomen a otros como referencia. Lo hace Rosalía actualmente con el sample de Cry Me a River en Bagdad y lo realizaron en el pasado también los mismos Led Zeppelin en varias de sus canciones. La banda no inventó su estilo, sino que crearon una fusión de distintos sonidos que habían escuchado antes y hacían referencia a quienes ellos consideraban sus ídolos: Joan Baez, Jake Holmes y Muddy Waters. Eso fue lo que pasó con su tema Babe I’m Gonna Leave You, el cual fue grabado por Led Zeppelin luego de que Jimmy Page escuchara la versión de Baez.

Paremos las comparaciones

Las influencias siempre van a existir y van a hacerse evidentes cuando una banda está buscando su estilo propio, sobre todo cuando sus ídolos son personajes que todo el mundo conoce y ama con locura. Ya hemos visto cómo a otras agrupaciones como Rush, Kingdom Come y a Billy Squier los han comparado con el imponente grupo de los setenta, pero no por eso debemos desacreditarlos y llamarlos “copias baratas”. Estos artistas buscan darle un sonido distinto a lo que conocen mientras buscan su propia voz, como es el caso de Greta Van Fleet, quienes están tratando de incorporar la vibra ruda del hard rock a lo que llamamos rock alternativo actualmente.

Otro punto importante es que Zep ya no va a lanzar nuevo contenido y estos jóvenes están creando cosas que pueden gustarles a los niños que crecimos escuchando a Led Zeppelin y que ya se cansaron de escuchar siempre lo mismos álbumes. Así que déjate llevar y llena tu corazón con más música cool que te recuerde a tus papás y disfruta de nuevas experiencias al ritmo de Greta Van Fleet.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Ocho ‘remakes’ que sí vale la pena ver