Los Emmy 2019: la noche de Billy Porter - The Amaranta

Los premios Emmy 2019: la noche de Billy Porter, el discurso de Michelle Williams y el vestido de Zendaya

“Cuando le das valor a una persona, le das poder para que se ponga en contacto con su propio valor inherente, y luego, ¿dónde pone ese valor?, lo pone en su trabajo”, estas palabras fueron parte del discurso de Michelle Williams —también merecedor de un Emmy— tras ser premiada como “Mejor actriz en película o miniserie” por su papel en Fosse/Verdon. Luego de agradecerles a sus productores por haber atendido sus requerimientos para construir con la mayor autenticidad posible el personaje de Gwen Verdon, la actriz insistió en la necesidad de que las mujeres reciban un salario justo por su trabajo, especialmente las mujeres de color. Y es que esta ceremonia número 71 de los premios Emmy, celebrada la noche del domingo 22 de septiembre, no solo nos dio grandes momentos en la alfombra roja —como el vestido de Zendaya o el peplo romano de Gwendoline Christie—, sino que también demostró que esta nueva edad de oro de la televisión se la debemos principalmente a la diversidad de historias femeninas impulsadas por servicios de streaming como Netflix o Hulu

via GIPHY

No obstante, la mayor cantidad de galardones estuvo repartida entre Amazon y HBO, llevándose este último el premio a “Mejor serie dramática” por Game of Thrones por cuarta vez. Igualmente, Barry y Succession, de la misma cadena de televisión por cable, fueron premiadas en las categorías más importantes, entre ellas “Mejor actor de comedia” —Bill Hader por Barry— y “Mejor guion dramático” —Jesse Armstrong por Succession—. A su vez, la miniserie Chernobyl, también de HBO, resultó ganadora en las siguientes categorías: “Mejor guion dramático en miniserie”, “Mejor dirección” y “Mejor miniserie”. Por su parte, Amazon fue el servicio de streaming que más estatuillas se llevó, comenzando por los dos primeros galardones de la noche para The Marvelous Ms. Maisel y los cuatro Emmy por su serie más reciente, Fleabag, entre los cuales destaca el premio a “Mejor serie de comedia”, venciendo a Veep, nominada por su última temporada. 

via GIPHY

Patricia Arquette se llevó el premio a “Mejor actriz de reparto en miniserie dramática” por The Act, transmitida por el servicio de streaming Hulu, en la que interpreta a Dee Dee Blanchard en una historia real sobre una madre que padece del Síndrome Münchhausen por poder y es asesinada luego por su hija, quien tras años de torturas planifica el crimen junto a su novio. Escrita por Michelle Dean y Nick Antosca, la serie está basada en un artículo del 2016 de BuzzFeed escrito por Dean, titulado Dee Dee quería que su hija estuviera enferma, Gypsy quería que mataran a su madre. El texto llamó la atención de productores de Hollywood y al poco tiempo empezó a desarrollarse el proyecto con su autora original como cocreadora junto a Nick Antosca. Según The Cut, en el equipo de guionistas predominan las mujeres, elemento que le agrega un valor importante desde el punto de vista de la contribución de estas a la creación de personajes femeninos realmente fieles a la mentalidad de una mujer y a las dinámicas complejas entre madres e hijas. 

via GIPHY

Series como la antes mencionada ejemplifican la importancia de la participación femenina en la creación de historias y el aporte que esto implica en cuanto a la calidad y el atractivo de los productos. Este es el caso Killing Eve, otra serie aclamada por la crítica y protagonizada por Jodie Comer, quien se llevó el premio a “Mejor actriz protagonista en serie dramática” por interpretar a una sociópata bisexual. Su contraparte en el proyecto, Sandra Oh, también estaba nominada en la misma categoría. 

via GIPHY

Igualmente en esta ceremonia no solo fueron reconocidas las producciones protagonizadas y creadas por mujeres como eco de las exigencias del Time’s Up, sino también programas en los que predominan temáticas LGBTQ+: A Very English Scandal ganó en la categoría de “Mejor actor de reparto en una miniserie” por el trabajo del inglés Ben Whishaw, quien interpreta al obsesivo examante de un político del parlamento británico a mediados de los años sesenta. RuPaul’s Drag Race fue premiada como “Mejor serie reality de competencia”. Y, por su parte, POSE —serie transmitida por la cadena FX— se llevó el Emmy por “Mejor actor en una serie dramática”, reconociendo el trabajo de Billy Porter, quien se convirtió en el primer afroamericano abiertamente gay en ganar el premio por su personaje de Prey Tell, el maestro de ceremonia del ballroom y figura principal de la serie. En su discurso de agradecimiento, el actor y cantante de cincuenta años insistió en la importancia de generar empatía a través de la visibilidad de la diferencia: “Siento que la representación física es lo único que genera el cambio. Es cuando estamos abiertos que tenemos el poder de crear empatía”.

via GIPHY

Además, Billy Porter no solo nos dio el momento histórico de los premios, sino que también figuró entre los mejores vestidos por su arriesgado sombrero asimétrico digno de estudio en las escuelas de moda y arquitectura del futuro. Gracias a Michael Kors Couture y a los 100.000 cristales que adornaron su traje, el actor nos deleitó con una muy libre interpretación retro-futurista-glam del estilo cowboy. También llaman la atención Patricia Arquette con su vestido blanco de LBV y Gwendoline Christie, quien tras haber logrado por sus propios medios una nominación por su papel en Game of Thrones decidió, con su peplo de Gucci, honrar tanto al equipo de vestuario de la serie como al Imperio Romano, cuna de la civilización occidental.

 Gwendoline Christie Emmy
Gwendoline Christie
Getty Images

Pero el verdadero momento inolvidable de la alfombra roja se lo debemos a Zendaya, quien con su Vera Wang verde hecho a la medida llegó a la ceremonia decidida a retirar su Emmy del año que viene por su papel en Euphoria, paralizando el internet y convenciéndonos a todos de que —como dice Ariana Grande— en efecto, Dios es una mujer. 

Zendaya Emmy
Zendaya
Getty Images

Esperemos que para el año que viene esta edad de oro de la televisión continúe en alza, promoviendo la diversidad y la profundidad de las historias, y que veamos una industria más justa y evolucionada que reconozca el valor del trabajo artístico de las mujeres y de las minorías.  

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
¿Qué esperar de ‘El diario de la princesa 3’?