david bowie muro de berlín

El impacto del Muro de Berlín en la música pop antes y después de su caída

Forget not the tyranny of this wall… nor the love of freedom that made it fall…

Anónimo. Grafiti en el muro de Berlín. 

Es 1983 y en la cadena MTV transmiten el video de Everything Counts de Depeche Mode. En el verso: “The graph of the wall, tells the story of it all” (El grafiti en el muro cuenta toda la historia) aparece la imagen superpuesta del vocalista, David Gahan, con la del Muro de Berlín lleno de grafitis que se extienden en sus más de 120 km de longitud. Es el símbolo de una ciudad dividida, pero también un recordatorio de que en el mundo coexisten dos realidades completamente opuestas: la de la libertad y la de la opresión. 

A treinta años de la caída del muro haremos un recorrido por los momentos en los que este ícono de represión y tiranía fue parte de la música pop antes y después de la reunificación de las dos Alemanias.

Depeche Mode en la Berlín Occidental (1983)
Depeche Mode en la Berlín Occidental (1983)
Pinterest

La atmósfera política previa al derribamiento del muro distó mucho de ser apacible. Los intercambios de palabras entre el presidente de los Estados Unidos para entonces, Ronald Reagan, y el secretario general del partido comunista soviético, Mijaíl Gorbachev, dieron lugar a discursos determinantes para la historia, sellando el principio del fin de la larga amenaza de la mutua destrucción que supuso la Guerra Fría. 

El inolvidable “Mr. Gorbachev, tear down this wall!” (¡Sr. Gorvachev, derribe este muro!) que Reagan pronunció en su discurso en la Puerta de Brandenburgo el 12 junio en 1987 auguraba el fin de una era de división y atraso al otro lado del muro. Adicionalmente, ya días antes, el 6 de junio, la música pop contribuía al acelerado desenlace de los acontecimientos, pues mientras David Bowie grababa un concierto en Berlín Occidental, los berlineses del lado oriental se reunían a pocos pasos del muro para escuchar al tiempo que eran reprimidos por las fuerzas del régimen soviético, desencadenando una serie de disturbios que tendrán como consecuencia la caída del Muro de Berlín. 

Punk y desobediencia detrás del muro

La potencia de la música y de las percusiones aceleradas y contestatarias de las bandas de punk que surgieron en la Berlín Oriental desafiaba los asedios y las censuras de la Stasi, la policía secreta soviética. Pese al aislamiento, los jóvenes se las arreglaban para estar al día con la música que se escuchaba en el lado occidental y algunos incluso tuvieron la osadía de caminar por la ciudad con el look punk en lugar del uniforme socialista para desconcierto de la policía secreta, razón por la que muchos de ellos fueron perseguidos y puestos en prisión. Inspirados por The Clash y Sex Pistols, quienes lograban zanjar el control de la Stasi buscaban resistir a los embates de la represión y la homogeneidad impuesta por el comunismo soviético, creando una vida cultural clandestina, pues mientras algunos grupos de punk hacían conciertos secretos en iglesias, otros se congregaban en espacios para escuchar la música proveniente de occidente. 

Muro de Berlín concierto
Concierto de punk en el este de Berlín (1985)
Alamy

Para mediados de la década de los ochenta, el nuevo secretario del partido comunista soviético, Mijaíl Gorbachev, suavizó el aislamiento de ese lado del muro, también para apaciguar a la ya caldeada generación de jóvenes que deseaba vivir en libertad. Luego, en julio de 1988, Bruce Springsteen dio el concierto más grande en la historia de la Berlín comunista, donde aprovechó para dedicarles unas palabras a los berlineses congregados que cantaban a coro su éxito Born in the U.S.A. En su discurso, el músico estadounidense afirmó que solo esperaba que a través de la música las barreras pudieran ser derribadas. El efecto del concierto y de estas palabras no hicieron más que acelerar los acontecimientos que generaron la caída del Muro de Berlín 16 meses después. Incluso autores como Erik Kirschbaum en su libro Rocking the Wall. Bruce Springsteen: The Berlin Concert that Changed the World se han atrevido a afirmar que la abrumadora presencia del artista y la numerosa cantidad de asistentes fueron el impulso que los alemanes del este necesitaban para exigir de una vez por todas su libertad. 

Concierto de Springsteen en Berlín Oriental
Asistentes al concierto de Springsteen en Berlín Oriental (1988)
Herbert Schulze

La turbulencia del pop a las afueras del muro

Ese mismo año Michael Jackson también ofreció un concierto, pero en el lado occidental de la ciudad. El evento no hizo sino acrecentar al temor de la Stasi a que la juventud de berlineses disidentes del lado este generaran disturbios, por lo que se aplicaron extremas medidas de seguridad en las cercanías del muro. Pese a todos los protocolos, los berlineses del este igual pudieron ser partícipes, aunque sin poder ver, del icónico concierto del rey del pop. 

concierto de Michael Jackson
Alemanes occidentales asistiendo al concierto de Michael Jackson (1988)
The German Federal Archives

Más allá del Muro de Berlín, la música popular del mundo occidental también estaba fuertemente vinculada a la atmósfera tensa que la Guerra Fría había creado tras la división definitiva de la ciudad en 1961. Canciones como Heroes de David Bowie, Another Brick in the Wall de Pink Floyd o el disco de Lou Reed titulado Berlin reflejaban las dinámicas amorosas y sociales que el muro generó entre los berlineses. Bandas alemanas de synthpop, como Nena con su canción 99 Luftballoon, fueron directamente cánticos de protesta ante el aislamiento de la otra mitad de sus compatriotas. 

Sin embargo, fue quizá a través de los videos musicales transmitidos por la cadena de televisión por cable MTV, creada en agosto de 1981, que el simbolismo ya no solo político sino también estético del muro se hizo más fuerte e influyente en la cultura. Videos musicales como el de Nikita de Elton John, en el que se hizo una réplica del lado oriental del muro para representar el mundo de la Berlín comunista, o el de König von Deutschland (“Rey de Alemania”) de la banda alemana Rio Reis utilizaron de telón de fondo ese gran canvas lleno de grafitis en el que se convirtió el Muro de Berlín en la década de los ochenta.

 Concierto de Pink Floyd
Concierto de Pink Floyd en Berlín (1989)
Peter Kneffel

Vientos de cambio tras la caída el muro

Con la caída del muro el 9 de noviembre de 1989 y el posterior concierto en el que el hijo pródigo de Alemania, David Hasselhoff, cantó Looking for Freedom en vísperas de año nuevo, ese simbolismo de opresión y vidas separadas que identificó al muro durante tantos años, cobró un significado distinto que fue plasmado en las canciones y videos celebratorios que siguieron a la reunificación alemana. 

Poco después de la caída del muro, la banda de heavy metal The Scorpions lanzó el sencillo de éxito mundial Wind of Change. También, en 1992, luego de grabar su disco en los estudios de la ciudad de Berlín, la banda irlandesa U2 filmó el inolvidable video de su sencillo One utilizando como escenarios la Puerta de Brandenburgo y las partes del Muro de Berlín que quedaron como recordatorios de ese trágico período. Si bien la canción de U2 celebra la unidad, también hace referencia al terrible desfase ideológico y temporal que ha quedado en las Alemanias tras su reunificación. Se trata de una sola nación, pero con dos mitades distintas. 

De este modo, la música popular no fue solamente un catalizador de la protesta y de las demandas de una generación de jóvenes que buscaban vivir en libertad, sino también una forma de documentar el impacto social y cultural que trajo consigo el Muro de Berlín y su subsecuente derrumbe. El registro audiovisual que ha quedado para nosotros, la generación post Muro de Berlín, es un recordatorio de lo fatal que pueden ser las consecuencias de un mundo separado por ideologías, por intolerancia y por el no reconocimiento de la diferencia. Queda de nuestra parte no olvidar y sentirnos ciudadanos del mundo desde donde estemos, siguiendo las palabras que alguna vez pronunció J.F. Kennedy en su discurso de 1963: “Ich bin ein Berliner” (Soy un berlinés). 

Grafiti en el Muro de Berlín
Grafiti en el Muro de Berlín
Pinterest

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TheA logo
Más artículos
GOMA: Gemologías Oportunas Minorías Agitadas