En defensa del Pop Culture

Querida persona que odia a todos los que hablamos de pop culture:

He notado que últimamente has estado pululando la sección de comentarios de mis sites favoritos, y parecieras estar particularmente interesado en los posts sobre la vida de alguna Kardashian o la “pelea” entre Katy Perry y Taylor Swift. Todos tus comentarios son bastante parecidos, “¿No tienen nada mejor de qué hablar aparte de esta gente insípida y superficial?”, “El mundo cayéndose a pedazos y la gente pendiente de la farándula”.

Tengo que decirte que entiendo tu preocupación. Puedes tranquilizarte porque la mayoría de los seres humanos somos capaces de pensar en más de dos cosas a la vez; justo antes de empezar a escribir, por ejemplo, estaba pensando en por qué Kylie Jenner tiene que esforzarse tanto para parecer una de las ranas de la vida moderna de Rocko y al mismo tiempo pensaba sobre la situación del país.

Y, con respecto a tu pregunta, no, no tengo nada mejor de qué hablar aparte de gente insípida y superficial porque queramos o no, esa gente forma parte de la cultura pop que está modelando nuestras sociedades.

La cultura pop y la sociedad tienen una relación de retroalimentación: lo pop hace mella en la sociedad, y la sociedad se ve reflejada en lo pop. A mi, y a millones de personas, nos parece interesante esa relación y entender por qué sucede. ¿Cómo pasamos de odiar a los nerds a celebrarlos en televisión? ¿The Big Bang Theory hace bien o solo una bastardización de la cultura nerd? ¿Estoy siendo demasiado intensa? Sí, completamente, pero también estoy viendo el valor a un medio que le llega a las masas e influencia todo lo que me rodea.

Lo que elegimos como entretenimiento habla de quiénes somos y conocer de cultura pop te da la oportunidad de establecer lazos con otros. Te lo pongo así: Si quedas encerrado en un ascensor con un desconocido, puedes crear un monólogo y quejarte de cómo la gente ya no escucha ópera durante las 4 horas que necesitará mantenimiento para sacarte de ahí. O puedes preguntarle por sus series y películas favoritas o discutir si prefiere a Miley con el pelo corto o largo y creas un diálogo.

Lo que quiero decir es que te invito a dejar de ver superficialidad a donde sea que veas. Descubre qué puedes aprender de alguien basado en quién piensa que puede ser Becky with the good hair, o cuál es su Kardashian favorita.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
‘Happiness Begins’ con el regreso de los Jonas Brothers