Si mi tío fuese el Tío Simón

En algún momento de nuestras vidas todos queremos ser famosos. Ganar fama por algo, conocer a alguien de la farándula, o tener a algún familiar dentro del medio. Admítanlo, todos lo quisimos en algún momento.

Si estuviésemos pequeños ahora y quisiéramos ser famosos, musicalmente dentro de nuestra cultura occidental, nos provocaría formar parte del grupo One Direction, ser mejores amigas de Rihanna, y que a lo mejor tu tío fuese Chris Martin.

Me encantaría que mi tío fuese Chris Martin la verdad.

Pero, si nos encontráramos dentro de las cuatro paredes que bordean Venezuela, en un pueblo llamado Barbacoas en el Estado Aragua, probablemente quisiéramos formar parte de Guaco, ser amigas de Shakira y definitivamente, que mi tío fuese Simón Díaz.

Hago la diferencia entre la niña gringolizada fanática de One Direction y la niña de Barbacoas que quiere al Tío Simón como familiar, porque un personaje como Simón Díaz a lo mejor no hace ruido en el norte, pero dentro de lo que representan sus fronteras, da muchísimo de qué hablar.

Ahora, si no eres del Estado Aragua, o de Venezuela, o no sabes lo que es una tonada, o te consideras ignorante dentro de la música llanera, lo siguiente va para ti.

Terminando los años veinte, en un pueblo venezolano llamado Barbacoas, nació y creció uno de los íconos musicales más importantes de Venezuela. Simón Díaz, también conocido por todos como el Tío Simón, se crió en una típica familia del llano venezolano. Numerosa, humilde, apasionada por la vida en el campo y sumergida en todas las costumbres que establece la región.

La ganadería, la agricultura y la música llanera son algunas de las actividades que caracterizaban el día a día del Tío Simón. De muy pequeño, gracias a las enseñanzas de su papá, aprendió a tocar los instrumentos típicos del llano y a cantar boleros y tonadas. Cumpliendo los veinte años, Simón viajó a Caracas para estudiar en la Escuela Superior de Música. Es allí donde encontró interés por la tonada, y de ahí en adelante se dedicó a estudiarla, componerla y difundirla.

Para los que no tienen la más mínima idea de lo estoy hablando, las tonadas son los cantos típicos del llano que se desarrollan mientras se hacen las actividades de campo. Ordeñar una vaca, pescar, cosechar y así.

Un estilo de jamming acapella en el campo mientras se trabaja pero con un ritmo muy suave y lento.

Simón grabó su primer álbum Parranda Criolla en 1963 junto con el cantautor venezolano Hugo Blanco. De allí en adelante, además de seguir grabando disco tras disco, se fue involucrando cada vez más en los medios, siempre con la idea de difundir la música venezolana dentro y fuera del país.

Tuvo su primer programa de televisión llamado La Quinta Simón, fue presentador de otra docena de programas nacionales, participó en radio junto con su hermano en una sección por las tardes, y protagonizó para el cine venezolano cantidad de películas con directores como Román Chalbaud.

Además de las tonadas; el joropo, los boleros y las gaitas son algunos de los géneros que compuso Simón durante su carrera, dejando en todas sus canciones, una historia con trasfondos y aprendizajes típicos del llano venezolano. Universalmente, su canción más popular es Caballo Viejo, que ha sido interpretada por cantidad de artistas reconocidos y también está traducida en 12 idiomas.

*Para mayor entendimiento, escuchar con detalle Mercedes*

Si de verdad pensabas que Simón Díaz tenía miles de sobrinos y por eso le decían Tío Simón, pues estás equivocado. No, no es tío de todo el mundo. El apodo surge por un programa de televisión que protagonizó en los años ochenta llamado Contesta por Tío Simón, donde enseñaba a jóvenes sobre la música y el folclore venezolano.

A lo largo de su recorrido musical, Tío Simón logró cantidad de premios nacionales e internacionales. El Estado venezolano le otorgó la Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón, siendo el único músico en la historia venezolana en recibirlo; por otra parte cadenas de televisión internacionales han producido biografías, recibió el Premio Nacional de la Cultura, Mención Música y en el 2008 ganó un Grammy Latino a la Trayectoria.

Con 37 discografías, Simón Díaz representa el nivel más alto de talento venezolano folclórico, es un orgullo para Venezuela tenerlo en la historia y es un deber para todas las generaciones estudiar y entender su género y sus canciones.

Si Simón Díaz fuese mi tío, primero sería un prodigio de los instrumentos venezolanos y por lo tanto montaría un grupo o algo así; segundo, tendría unas habilidades brutales para la poesía, hablaría demasiado bien; y tercero, dejaría el legado de mi tío siempre que se me presente la oportunidad.

Sinceramente pienso que sin importar la sangre, Simón Díaz sí es tío de todos los venezolanos; es familia porque se dedicó a representar, estudiar y expandir lo más originario, lo más histórico. Es uno de los pocos que ha logrado internacionalizar el folclor de mi país y hay que sentirse agradecidos e identificados con eso.

A tres años de su partida, la imagen y el legado del Tío Simón siguen más vivos que nunca.

“Si mi querencia es el monte,

y la flor de araguaney;

cómo no quieres que tenga,

cómo no quieres que tenga,

tantas ganas de volver”.

TheA logo
Más artículos
‘Happiness Begins’ con el regreso de los Jonas Brothers