Las canciones más sensuales de la última década

Bow, chicka, bow-wow!

Más que buen humor, las canciones sexy nos hacen sentir un potente amor propio y nos contagian unas vibras sensuales que no se comparan con nada. De estar normal y relajada, tu aura puede cambiar a seductora, poderosa e indestructible, cosa que ya eres, solo que como en cualquier escena legendaria de una película, la música de fondo ayuda. Teniendo ese éxtasis de emociones no es sorpresa que los pensamientos se vuelvan más excitantes. Y ya sea sola o acompañada, no cae mal una melodía que les haga justicia. En honor a esto, recolecté las mejores canciones sexy de estos últimos diez años.

I Put A Spell On You de Annie Lennox

Empiezo con esta porque ese piano acelera el corazón poco a poco y nada mejor que escuchar a una reina cantar. Mis respetos a esta artista por lograr hacerme sentir como una mujer poderosa con esta nueva versión del tema originalmente lanzado en el año 1956 y escrito por Jay Hawkins.

Retrograde de James Blake

Con una voz que lleva al cielo y un beat que engancha, las energías pasionales no tardan en emerger. Sencillamente una obra de arte. Es la definición de elegancia, intriga y encanto. 

Do I Wanna Know de Arctic Monkeys

Nada como esas canciones que no dejas de repetir una y otra vez, sin importar los años que han pasado desde la primera vez que la escuchaste. El bajo de Do I Wanna Know definitivamente conquista y hace que sigamos oyendo este tema seis años después de su estreno.

Closer de Nine Inch Nails

Salvaje en todo el sentido de la palabra, pero ese lado animal es necesario de vez en cuando y esta banda nos da exactamente eso, especialmente con esta pieza.

Show Me de Alina Baraz & Galimatias

Es la perfecta representación de esa vibra relajada y sensual. Esta canción definitivamente honra a lo que viene antes del “colorear”, como dirían Carrie Bradshaw y sus amigas.

Skin de Rihanna

No hay más que decir que: te hace sentir como una diosa del sexo —y de la vida de por sí—. Esa mujer sabe lo que hace y la aplaudiremos siempre por eso. Espero con ansias el momento que nos bendiga con otra obra maestra como esta.

Earned It de The Weeknd

Este hombre nació para seducir tus sentidos. Le agradezco a Cincuenta sombras de Grey por escoger esta pieza como canción oficial de su primera película y explotar su sensualidad sonora.

Dangerous Woman de Ariana Grande

El bajo de esta canción es mejor que tres pizzas. Es una serenata a esa persona que ocupa tu cerebro al menos un 60% del día y te hace sentir poderosa. Brindo por Ariana y su capacidad de expresarse cuando se trata sobre sexo.

Close de Nick Jonas y Tove Lo

O como le digo en mi cabeza: la canción del deseo. Ilustra este elemento tanto en la letra como el video. Tremendo dúo. Aparte, Nick Jonas. 

Say My Name/Cry me a River interpretada por The Neighbourhood 

Jesse Rutherford le hizo un favor al mundo al entonar Say My Name de Destiny’s Child y Cry me a River de Justin Timberlake. Si cierras los ojos al escuchar este mashup, la experiencia será más grata. De nada.

Espero que estas canciones que suben la autoestima y las ganas de ponerse un labial rojo hayan funcionado para que sientan esa inspiración que literalmente excita la vida. No hay nada mejor que un orgasmo musical antes de llegar al real. Abracen ese mood y déjense llevar, gocen con responsabilidad pero más que todo, con la creatividad en alto. Les dejo esta Angelina Jolie de la suerte para que todos sus deseos sexuales se cumplan.

TheA logo
Más artículos
Woodstock: el festival que cambió el mundo