La transformación de las bandas de rock - The Amaranta

La transformación de las bandas de rock que escuchábamos hace 10 años

Entre guitarras y bajos, el cambio de década se hace notar

Muchas cosas han cambiado en la escena musical de los últimos diez años. Pasamos de una época llena de pop y techno a escuchar hip hop y R&B, y, finalmente, a la explosión de música latina que hoy impera en la mayor parte de la industria. Sin embargo, no debemos olvidarnos de un género que, aunque no llegaba al tope de las listas con frecuencia, conforma un recuerdo nostálgico para cualquier adolescente de la década del 2010: el rock. Este, que por sí mismo abarca una gran cantidad de estilos y sonidos distintos, se ha transformado con este cambio de década, al igual que lo han hecho aquellos artistas que admirábamos hace unos años. 

Ahora podemos ver que el estilo punk rock que tenían algunos cantantes cuando comenzaron ha derivado en pop rock, indie rock o incluso se ha desviado hacia la balada, mostrando la versatilidad musical de estos artistas. Los que verán aquí son algunos ejemplos de nuestras bandas favoritas, las cuales han transformado su forma de hacer rock gracias a los cambios que la industria musical americana ha atravesado durante la década.

Tomamos en cuenta bandas que incursionaron en el mercado americano, pues hablar de rock latino es hablar de un género propio y tan variado que mete dentro de la misma bolsa a Maná, Juanes, Los Fabulosos Cadillacs y a Gustavo Cerati, y esa es una mezcla tan confusa de explicar que necesitaría un artículo propio. Sin embargo, la combinación de sonidos que se encuentran en el rock latino hacen que sea más fácil entender los cambios que tuvieron algunas bandas de rock americanas durante la década.

via GIPHY

Podríamos decir que el rock tradicional, lleno de fuertes guitarras, bajos y baterías, quedó dividido en varias vertientes gracias a la inclusión de otros ritmos como el techno, el hip hop y el género urbano, entre otros, así como en su momento el rock latino se mezcló con sonidos tradicionales, como la banda mexicana. 

Algunas agrupaciones prefirieron usar ritmos más tropicales y urbanos, como es el caso de Gorillaz. La banda virtual que emocionó a todos con su particular estilo visual se hizo famosa a principios del nuevo milenio con sonidos que combinaban el rock alternativo con algo de música electrónica y hip hop, como se muestra en sus canciones Feel Good Inc. y Clint Eastwood

Ya a comienzos de esta década, la banda, con su álbum Plastic Beach, derivó a un estilo más pop que se mantuvo hasta su último disco, titulado The Now Now, estrenado el año pasado. En este podemos ver cómo se combinan ritmos tropicales con el pop que ya se venía trabajando desde 2010, dejando atrás por completo sus raíces alternativas.

Esta tendencia de incluir algo de pop en sus sonidos fue seguida por la mayoría de las bandas de rock de la década pasada y hasta es parte del estilo de muchas que también aparecieron por la época, como Bad Suns, quienes en 2012 comenzaron definiéndose como un grupo de rock alternativo, pero con claros vestigios de pop tropical, tal como se puede apreciar en su primer álbum, Language and Perspective.

Igualmente, otras agrupaciones como Paramore y Fall Out Boy, las cuales protagonizaron la escena del emo rock y el punk, derivaron en pop y electro pop en sus últimos discos After Laughter (2017) y M A N I A (2018), respectivamente.

Quizá las agrupaciones que menos se desviaron de sus estilos originales son aquellas que solo suavizaron su tono en una suerte de baladas rock que se asemejan más al indie rock. Ese es el caso de Linkin Park y The Killers, por ejemplo. Los primeros comenzaron su carrera con ritmos estridentes que mezclaron con el rap y derivaron en lo que sería el último disco en el que trabajaría Chester Bennington, One More Light (2017).

The Killers, por su parte, hicieron su propio cambio luego del éxito de Hot Fuss (2004), pasando de punk a heartland rock a indie, concluyendo esta travesía musical con su último disco, Wonderful Wonderful (2017), que tiene elementos de dance y new age. Más recientemente, en 2019, la banda decidió lanzar el single The Land of the Free, que, con su tono de balada, se aleja de los sonidos que habían caracterizado la trayectoria del grupo.

La balada rock también ha influenciado a cantantes como Hozier, quien comenzó a hacerse conocido por el video de su canción Take Me to Church, y a la banda Of Monsters and Men, hoy grandes exponentes del indie rock y el folk rock, otra vertiente que surgió y se hizo muy popular en los últimos años de la década, aunque ya no se escuche demasiado.

Por otro lado, algunas bandas decidieron aprovechar el impulso del synthpop y el dance para diversificar sus estilos, algunas más drásticamente que otras. El grupo francés Phoenix, por ejemplo, se hizo popular a nivel mundial con su disco Wolfgang Amadeus Phoenix (2009), que tenía un estilo más cercano al indie rock y al rock alternativo. Cuatro años más tarde, la banda sacó su último sencillo hasta la fecha, que cuenta con sonidos influenciados por el synthpop y el dance, llamado Bankrupt.

Asimismo, The Strokes cambió a un estilo muy parecido al de Phoenix en su última obra, un EP llamado Future Present Past (2016), acercándose más a un rock psicodélico que al garage rock que los caracterizó en un principio. No obstante, el grupo tomó un descanso cuando su vocalista, Julian Casablancas, decidió formar otra banda: The Voidz, cuya música es más experimental.

Algunas bandas más recientes, como Bastille, mantuvieron vivo ese mismo estilo de synthpop o pop rock psicodélico parecido al indie rock que muchos grupos adquirieron bajo la influencia de los ritmos pop y electro que predominaban hace diez años. Ahora, con el cambio de década, lo que llamamos rock está más asociado a bandas como Imagine Dragons, Two Door Cinema Club y The 1975, que se identifican más con el género indie que con el rock clásico.

Pero no todo está perdido, a pesar de esto, todavía hay grupos cuyo estilo quedó casi intacto a pesar de las despiadadas garras del tiempo, y que consiguieron superar este cambio de década con gracia. Green Day, por ejemplo, es una de las pocas bandas de rock que ha mantenido su estilo punk hasta hoy. Canciones como Boulevard of Broken Dreams o American Idiot se diferencian muy poco de otras más recientes, como Father of All, que salió este 2019, mostrando así la persistencia y rebeldía de la agrupación frente a las nuevas corrientes que diluyen el rock tradicional.

El rock se ha ido transformando y lo seguirá haciendo luego del cambio de década, estos son algunos ejemplos de eso. La predominancia de los géneros urbanos y el pop no es la única razón por la que el rock pasa por este tipo de transiciones, pues también es importante resaltar las muertes de íconos que sentaron las bases del género en el mundo entero. Los fallecimientos de David Bowie, Glenn Frey (The Eagles), Lou Reed y del mismo Chester Bennington son solo algunas de las pérdidas que tuvo el rock en los últimos años y que se sintieron en toda la escena musical.

Ahora el rock no es lo que conocíamos antes, sino que se presenta como una mezcla de muchos géneros que han ido diluyendo su esencia original. Sin embargo, esto solo nos da una mayor variedad de estilos musicales que escuchar hasta que el rock reviva, tal como lo hizo My Chemical Romance al anunciar su reencuentro hace unos meses, algo que podría indicar que no pasará mucho tiempo antes de que volvamos a escucharlo.

TheA logo
Más artículos
Bad Bunny hizo lo que le dio la gana en ‘YHLQMDLG’ y lo amamos por eso