Ávila Composición: trozos de un país que se quebró

Conoce a Sofía Jaimes, la mente detrás del arte que cautivó a miles

Lo conocimos en el 2018 y lo admiramos cada vez más. Un arte que, más allá de nostalgia y orgullo, llena de intriga a su público. Un arte que, más allá de sorprender, llama a la reflexión, despierta conciencias y recuerda la belleza de un país que ahora es popular por su miseria: Venezuela. No solo honra al venezolano y a lo que ama, sino lo que más añora este: justicia y reconstrucción.

El proyecto del que hablo se llama Ávila Composición y tuve el placer de entrevistar a su creadora, Sofía Jaimes Barreto.

Tiene 20 años. Le fascina la fotografía, el collage y cualquier cosa que tenga que ver con historia de Venezuela. Actualmente se encuentra estudiando Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Pero como todo va más allá de información básica, dejemos que la artista nos diga el resto.

¿Cómo nació Ávila Composición?

Aunque Ávila Composición llega a Instagram en mayo del 2018, el motor real del proyecto nace mucho antes. Desde que tengo memoria, he sentido una curiosidad inmensa por la Venezuela del siglo pasado y un amor infinito por nuestra capital y sus tesoros. Por eso surge en la Sofía del 2015 una casi-necesidad de comenzar a coleccionar poemas, artículos, fotografías, periódicos, revistas, crónicas e incluso trabajos de investigación sobre la Caracas de antaño. Con el tiempo y porque alguna vez me sobraron los ratos libres, comencé a publicar en mis redes sociales composiciones digitales construidas a partir de ese material. Sin embargo, aún me incomodaba un poco el hecho de que todas las piezas llevasen mi nombre y, a raíz de eso, decidí crearme una cuenta aparte en donde pudiese publicar todas mis obras bajo la autoría de Ávila Composición. Caracas, en su caos y hostilidad, toca y redefine vidas. Redefinió la mía.

¿Por qué collages?

En algún momento consideré pintar, pero de Cabré lamentablemente no tengo nada. Además, creo que el collage representa muy bien lo que es Venezuela: un imaginario nacional frustrado. Un caos buscando coherencia. Un país hecho pedazos. Zaperoco.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Cuando estaba iniciándome en la técnica, me gustaba crear remakes de collages ya existentes. Hoy en día sigo teniendo presentes algunas «referencias collageras», pero prefiero seguir mi propio instinto artístico. A veces el proceso es manual, otras digital, pero siempre es lento porque encontrar el contenido para armar las piezas nunca ha sido fácil. Para mi suerte, mi abuelo le dejó a sus nietos una biblioteca divina con colecciones completas de El Cojo Ilustrado, El Morrocoy Azul, El Farol, Fantoches, Tricolor y varios fotolibros y enciclopedias. También he encontrado mucho material en la Biblioteca Nacional, revistas de colección que conseguí en Mercado Libre, y publicaciones valiosas de los genios de Archivo Fotografía Urbana. De allí en adelante es puro exacto, pega, tijeras y, cuando encuentro oro, scanner para no manipular los originales.

¿Pensaste que Ávila Composición llegaría a alcanzar el éxito que ha tenido así de rápido?

Nunca.

¿Cuál es tu misión con Ávila Composición? ¿Qué mensaje buscas dar?

Hay una frase de Rafael Cadenas que me gusta mucho y refleja bastante la intención detrás de lo que hago: «En medio de la mentira y por encima de ella, busca este país su verdadero rostro para curarse». En este sentido, cada obra reúne rostros, recuerdos e instantes de un país que, a pesar de estar ahogado por la crisis, se rehúsa a desaparecer. Busco unir las piezas de esa Venezuela fracturada, desde sus aceras hasta sus gestiones, y reconstruir en imágenes lo que se quebró, en un esfuerzo por no dejarlo morir.

¿Hay un proyecto en específico que te entusiasmó realizar estos últimos meses?

El 28 de abril tuve la oportunidad de mostrar en clave artística la tragedia que enfrenta Venezuela junto al equipo de Héroes del +58 (@HeroesxVzla), Andrés Palmero (@CosmikPowder) y Mary Cordero. Después de la inauguración, la protesta creativa se mudó a Nomad Tribe en el distrito de arte Wynwood, donde una edición limitada de las camisas de Héroes y nuestras obras estuvieron expuestas y a la venta a lo largo del mes de mayo en beneficio a niños que enfrentan cuadros de desnutrición y pobreza extrema en Caracas. ⁣⁣⁣Eso me emocionó bastante porque era la primera vez que exponía internacionalmente.

⁣¿Qué planeas hacer a largo plazo con este proyecto?

Llevar a tridimensional sueños planos.

¿Quiénes te inspiraron?

Villanueva, Sanabria, Renny, Nazoa, Garrido, Otero Silva, Blanco y de la Parra.

Para seguir conociéndola, puedes seguirla en su cuenta de Instagram personal. Y para seguir su trabajo, visita su Instagram de Ávila Composición.

En lo personal, la siguiente es una obra que siempre me ha fascinado. Captura un mundo con dos elementos: el amor y la despedida más difícil de todas. Expresa el dolor nacional a través del piso que ahora simboliza un adiós en vez de una bienvenida y en ese casi-beso se transmite tanto el deseo de poder amar como el obstáculo de la distancia que te dificulta hacerlo. La magia de esta pieza recae en su dualidad de interpretación, ya que también se puede mostrar la esperanza del reencuentro no solo en forma de añoranza, sino propósito. Sofía Jaimes definitivamente llevó el arte de collage a otro nivel.

TheA logo
Más artículos
santos queer
Los íconos cristianos no oficiales de la comunidad LGBTQ+