#05 American Crime Story: Versace, ¿qué es verdad y qué es mentira?

#05 American Crime Story: Versace, ¿qué es verdad y qué es mentira?

En un ataque de despotismo hemos decidido, por la autoridad que nos concede la obligación de ver todos los episodios de la serie, sin falta, en virtud de reseñar la obra de Ryan Murphy para ustedes, que le cambiaremos el nombre a Assassination of Gianni Versace: American Crime Story.

Ahora se llamará “La historia de Andrew Cunanan y algunos cameos de Versace”.

Ya estamos cansadas de resaltar lo que todos sabemos: mucho Darren Criss y poco Édgar Ramírez. Por más de que Versace llevaba dos capítulos desaparecido, esta semana al menos le dedicaron un poco más de cuatro minutos al aludido de esta temporada.

Si bien el centro de la atención ya no está completamente en Andrew Cunanan, sino en su víctima Jeffrey Trail, pudimos obtener un poco más del protagonista de la serie; en especial porque este episodio expone el ambiente conflictivo de la homosexualidad.

Por un lado, nos retrata la situación y el contexto militar que implicaba salir del clóset para Jeffrey Trail, y por el otro, teníamos a un muy dispuesto Versace, que protagonizaría la portada de Advocate, una revista gay.

Dos historias muy diferentes, con dos hombres muy diferentes.

Y aunque esas son partes que lograron salvar la trama de estos 54 minutos, el episodio como tal parece un poco torpe. Es demasiado como para unir todas las historias de una manera significativa y emocionalmente impactante. Aunque cuenta con buenos paralelos, únicos, si nos atrevemos a exagerar, las cosas se están volviendo un “arroz con mago”.

No culpamos completamente a las historias emergentes, sin embargo; los hilos de las víctimas y del mismo asesino han sido claves para entender el cómo y por qué Andrew llegó a Versace; pero esperemos que para el próximo episodio las cosas se dibujen un poco mejor, y la atención esté en lo que nos prometieron, porque con cinco episodios listos y cuatro más por venir, no estamos ni cerca de adivinar qué convirtió a Andrew Cunanan en un psicópata patológicamente mentiroso, y mucho menos en un asesino.

Con eso fuera del plato, vamos con la parte en la que diseccionamos todo el episodio para descubrir qué tanto el equipo de Ryan Murphy dejó correr su vena creativa.

“Don’t Ask, Don’t Tell”: ¿qué es real y qué es mentira?

La entrevista de CBS

Fue con Richard Schlesinger para 48 hours, y aún cuando Trail estaba evitando a toda costa que sus compañeros de trabajo supieran sobre su homosexualidad, fue lo suficientemente valiente como para representar la silueta de testigo en el programa. Habló sobre la miopía del gobierno militar y federal, y las dificultades que eso traía para la comunidad gay, incluyéndolo. Sobre todo, confirmó que la política miliar “Don’t ask, don’t tell” era real. Todo el tiempo, su gorra de oficial naval estuvo en primer plano.

La salida del clóset de Versace

En agosto de 1995, The Advocate sí publicó una entrevista exclusiva con Gianni; y Antonio se sentó en la entrevista, y Versace no escatimó para referirse a él como su «compañero» de 13 años.

El artículo relacionaba sin problema al diseñador con su orientación como hombre gay, sin embargo, en ningún momento Gianni habla abiertamente del tema; al menos no lo suficientemente como para decir “yep, I’m gay”.

Incluso, en el artículo resaltaron el hecho de que Gianni nunca había “eludido la homosexualidad”. La entrevista trató más sobre la promoción del libro del diseñador: Men Without Ties, que de sus preferencias sexuales.

Quizás nadie supo de la homosexualidad de Jeffrey Trail

Por más de que nos lo pintan como que esa fue la razón por la que dejó la marina, no hay evidencia que apoye la interpretación de Murphy, por todo lo que sabemos, sus colegas de trabajo realmente no sabían que Trail era gay.

En Vulgar Flavors, el libro en el que está basada la serie, la autora afirma que Trail ya sabía que era homosexual antes de ser enviado al Golfo Pérsico y que era popular entre los 42 hombres que comandaba, a pesar de ser solo uno de los dos oficiales no casados.

Además, afirma, sus perspectivas de carrera obstaculizadas tenían más que ver con un regalo de broma que le hizo a un oficial superior, y que fue mal juzgado por este (un juego de mesa Clue, porque el hombre era considerado como “despistado” y que “no tenía ni idea de nada”).

Si era verdad o no, nunca lo sabremos.

La hermana de Trail no dio a luz el mismo día de su muerte

Obviamente, porque no estamos en una película hollywoodense.

La hermana de Trail, Lisa Stravinskas, sí estaba embarazada al momento de su muerte, pero el programa juega un poco con la línea de tiempo. Cunanan mató a Trail el 27 de abril y Stravinskas entró en parto el 29 de abril y dio a luz el 30 de abril. Sin embargo, la familia sí comenzó a sospechar que algo estaba mal una vez que Jeff no respondía los mensajes que anunciaban que su hermana había comenzado el parto; porque todos sabían que Trail quería estar ahí para ese momento.

Hasta el próximo episodio de “La historia de Andrew Cunanan y algunos cameos de Versace”. 

TheA logo
Más artículos
La estética de Jules en ‘Euphoria’ y la expansión de la cultura anime