Palabras que necesitas oír cuando estás tonta

Sí, la primera es que estás tonta
Author:
Publish date:
Andrew Branch

Andrew Branch

Al terminar el año nos solemos sentir peor, más desolados, más indefensos, irritables y tristes.

Personalmente pienso que la Navidad, en su nota decorativa y de regalos, sirve como incentivo para distraernos un poco de la nostalgia que nos da a finalizar un año.

No es que odie la Navidad (aunque realmente no me agrada mucho) sino que creo que necesitamos algo que nos levante el espíritu cuando nos ponemos reflexivos en otoño-invierno; o mejor, adaptado para el trópico: frío de camisa manga larga - frío de suéter.

2016 no ha sido un año espectacular, si bien han habido intentos de Tratados de Paz, intentos de elecciones, intentos de premios Nobel e intentos de independencia financiera, se queda en eso, intentos. Siendo este un motivo más para disminuir nuestros ánimos a finales de año, porque solemos ver con ojos decepcionados lo que no logramos.

Giphy

Giphy

Sé que es temprano para hablar de Navidad y de la depresión, pero pareciera que tanto mis familiares y mis amigos de internet (manifestados en artículos de The Verge, The Skimm, Rolling Stones, Facebook y demás) como mis familiares y amigos de verdad, sienten esta aura gris y negativa que los persigue, como si sonara Arjona en shuffle todo el día.

Si bien no me excluyo de este grupo de nostálgicos desamparados, me doy la libertad de añadir un aspecto más: el self-pittiness.

Si a estas alturas de la lectura te sientes ofendido o desalentado, la recomendación del chef es que pares aquí, porque aunque no sea mi intención, está a punto de ponerse peor. (Todo esto es mentira, mi propósito gira entorno a destruirte un poco el ánimo, me pagan para ser la nube negra).

Resulta que si bien te sientes un poco blue, la tendencia social se ha ido inclinando a demostrarlo y hacerlo visible. Sentirte mal por el simple hecho de sentirte mal. Los latinoamericanos somos noveleros y por tanto no es coincidencia que esta sea la razón de que lloremos porque siempre sentimos que el piso se nos abre y el cielo nos cae encima. Las redes sociales a veces son a las que hay que culpar por facilitar una vía de lamento. A las pruebas me remito:

(Aunque no tenga vigencia y esto haya sido hace 3 álbumes de Justin Bieber, sirve de ejemplo)

Capaz este semestre en la Universidad no ha ido tan bien como prometiste que iría, tu eficacia y desempeño en el trabajo no ha llegado al nivel que esperabas, la búsqueda de un novio se ha estancado en ver Titanic por cuarta vez, los ahorros se te fueron en pizza, la niña que te gusta se fue a vivir a otro país, se te murió el perro, y te acordaste de todo esto en noviembre.

Todo esto te pudo pasar al mismo tiempo, pero basta que te sientas mal por ti mismo, que uses de excusa lo que te pasa como un obstáculo a todo lo que no logras, que culpes al orden cósmico por tu mala fortuna, que uses esto como justificación para tener cara de derrier cuando te provoque, que aunque el mundo no se entere, pases los días lamentándote y culpando a quien sea que maneja el destino de tu vida y te dio estas cartas tan malas.

Te toca aunque no lo quieras la siguiente dosis de tough love. Por ti, por tus amigos, por los kilos que te echaste de más y por el sofá que ya debe haber adoptado la forma de tu cuerpo de tanto uso.

Tough love según Urban Dictionary es:

Another version of "being cruel to be kind". To show somebody some tough love today will save them heartache in the future but may cause a small amount of upset for the reciever immediately after the "Tough Love" has been dispensed. They would suffer more if you let them get on with their life with no interference from third parties.

Así que aquí te doy (y me doy) un poco de consejos, que aunque súper trillados, necesitas leer:

Giphy

Giphy

Siempre hay alguien que la está pasando peor que tú.

No estás tan gorda como piensas.

Si realmente quieres hacer algo, encontrarás la manera de hacerlo.

El lunes que viene no es el momento de empezar, es ahora.

El mundo no conspira en tu contra.

No te tomes las cosas tan personalmente.

Hay gente imbécil en el mundo, no te conviertas en una de ellas.

Hay gente fastidiosa en el mundo, tampoco te conviertas en una de ellas.

Hay gente que huele mal en el mundo, aléjate de ellas.

No estás realmente obligado a hacer nada.

Los compromisos los haces tú.

Nadie tiene la culpa de que tengas un mal día.

“Procrastinar“ es una excusa para decir que eres flojo.

Organízate.

Di buenos días y da gracias, nadie dijo que eras el rey del pescado frito para creerte superior.

Siempre hay alguien que sabe más que tú.

Es patético tomar hasta la inconsciencia para ahogar penas.

No es patético tomar hasta la inconsciencia para celebrar penas.

Si te dan un cumplido, acéptalo, da las gracias y sonríe.

Deja de llorar más de lo necesario, te pones feo y eres contraproducente.

Organízate más.

Ten metas.

No tomes siestas de 3 horas, no tienes 5 años.

Si te quejas de estar gorda, haz dieta.

Si te quejas de no terminar las cosas, no prometas más de lo que puedes.

Si te quejas de verte mal, cómprate un cepillo y ponle empeño a maquillarte en las mañanas.

Si te quejas de no hablar con tus amigos, levanta el teléfono y llámalos.

Si no te habías dado cuenta que estabas tan mal y fastidioso, relee la lista, levántate de la computadora y ve a hacer algo.

La locura es repetir la misma acción una y otra vez esperando un resultado distinto. Así que cierra Netflix porque al final de la película Jack no se monta en la tabla de madera y se muere.

Have a nice day. 

Giphy

Giphy