Tipos de amistades - The Amaranta

Mejores amigos, requisito esencial en la vida de todos

Amigos, compañeros, panas, costillas, bros.
Author:
Publish date:
diciembre def1-03.png

Piensa, ¿qué cosa en el mundo puede ser mejor que las buenas amistades? Yo personalmente creo que nada.

Desde que tenemos uso de conciencia existe la necesidad en nosotros de relacionarnos con los demás seres humanos; comienza allí la gran búsqueda de personajes parecidos a ti en personalidad, gustos, acuerdos, desacuerdos, etc. Puede ser en ese momento, en tu preescolar donde te topaste con aquel ser humano de cuatro años con nada en la cabeza (al igual que tú), que por motivos astrales quiso compartir contigo su cartuchera sucia llena de marcadores. Allí empezó una amistad que podría durar toda la vida.

En el kinder, colegio, actividades extracurriculares, fiestas, universidad... Son muchísimos los sitios donde se puede conocer a los mejores amigos. Así estemos pequeños o ya más grandecitos, todos sabemos perfectamente cuando la relación con esa persona va a ser para siempre, o si es simplemente un amigo de paso.

Tina Florersch

Tina Florersch

Es evidente que el ser humano no está diseñado para estar solo; así seas el rey de los haters, necesitas compartir con otros individuos. Después de investigar y preguntar por ahí en mi círculo cercano, llegué a definir distintos tipos de amistades que puede tener una persona durante su vida.

1. Los hijos de los amigos de tus padres

Esto es típico; de pequeños nos obligaban a jugar con los hijos de los amigos de nuestros papás, que casualmente tenían nuestra edad pero estudiaban en un colegio distinto. De esto pueden salir dos escenarios: el primero, que crezcas viendo a “Corina la hija del mejor amigo de mi papá” una vez al año en distintos almuerzos, hasta que te la empiezas a encontrar de adolescente en fiesticas y como ya no tienen nada que ver la una con la otra, ni se saludan. El segundo escenario en este caso, consistiría en que desde pequeña conoces a ese niño/niña, se ven muchísimo y afortunadamente se llevan muy bien. Score! Te ganaste a un pana con muchas cosas en común, y con el que podrás contar a lo largo de tu vida.

2. Los amigos de la promoción

Durante el colegio, los niños suelen cambiar de amistades así como pasan de grado: año nuevo, amigos de salón nuevos. Terminas pasando por todos los grupos de la promoción y por ende, eres medio amigo de todo el mundo. Este tipo de amistades son aquellas que así pasen los años, siempre tendrán muchísimas cosas de qué hablar, así como si siguieran chismeando pupitre a pupitre.

giphy (1).gif

3. Los amigos de la universidad

Entras a la universidad, explota la burbuja y empiezas a descubrir un mundo de personas que jamás imaginaste conocer. Luego de semanas de socialización forzada, por fin haces un grupo de amigos con el que probablemente compartirás todos los años de la carrera. Al principio, la amistad siempre surge por interés académico, pero en todos los casos se terminan haciendo amigos invaluables.

4. Los amigos del trabajo

Business or pleasure? Existen los dos casos. El primero no se considera un amigo; es simplemente mi compañero de trabajo. Pero esa persona que empieza como “el ser humano que respira en el cubículo de al lado”, puede convertirse en un amigo con quien compartir angustias, ascensos, birras después del trabajo, almuerzos, críticas a la oficina, padrino de tus hijos… Who knows? Después de todo son personas con las que pasas la mayoría de tu tiempo.

5. Los mejores amigos

Esta selección es muy fácil. No existe un lugar preciso donde encontrarlos, pero cuando se sabe, se sabe. Son aquellos con los que así pasen meses o años sin verse, al momento es como si no hubiese pasado ni un solo día. Te conocen de pie a cabeza al igual que tu a ellos; su familia es tu familia, son completamente esenciales en tu vida, y si te encuentras mal con alguno, puede ser igual o peor que una pelea con un novio. Believe me.

giphy (2).gif

La división de amistades y el tema de cuáles son más valiosas para quién, es completamente debatible; nadie tiene la fórmula correcta de cuántos mejores amigos se tiene que tener, ni dónde los vamos a encontrar, por lo tanto mi recomendación aquí es que analices sobre tu relación con tus amigos en este momento y hagas tu escala de valoración para definir qué panas verdaderamente te van a sacar las patas del barro sea cual sea la circunstancia.

(al igual que tu a ellos obvio, es dando y dando my friend)

Extremadamente esenciales en la vida de todos, los amigos son como el buen vino, mientras más años de amistad, ¡mejor calidad!