La magia de que las cosas te sepan a m*erda

No f*cks given.
Author:
Publish date:
Amazon

Amazon

En una de mis tardes de ocio, me encontré con un TedTalk que hablaba sobre la magia de “not giving a f*ck” es decir (en el mismo francés de la autora), que las cosas te sepan a m*erda. Inmediatamente pensé en los típicos consejos repetidos que cualquiera te da para que te deje de importar algo. Ejemplos:

“Xs no le pares a lo que están diciendo Fulanita de ti, está celosa y ya”.

“¿Terminaste? Xs marica que te sepa a m*erda ese guevón”.

“Sacaste 12 en el parcial, xs que no te importe”.

A todas estas cosas uno suele asentir y convencerse de que no te importa pero muy adentro sabes que sigues gastando energía y noches de sueño pensando en lo que te esté atormentando la mente.

Sara Knight sí incluye el tipo de ejemplos que mencioné anteriormente, pero el concepto de “not giving a f*ck” es mucho más complejo en su teoría.

En ánimos de saber más sobre esto, puesto que como la autora soy una “born f*ck-giver”, me leí el libro. Les dejo lo que me enseñó el adoctrinamiento del Not Sorry Method.

Sara describe los “fucks” como energía, tiempo y/o dinero. Su manera de administrarlos se define como el ya mencionado Not Sorry Method. Este tiene dos partes:

  1. Decide what you don’t give a f*ck about.
  2. Don’t give a f*ck.

Bastante simple, ¿no?

En la primera parte de este método Sara te invita a revisar lo que ella llama tu “Mental Barn”. Sentarte en el piso y ver todas las cosas que están sucediendo en tu vida, sin importar lo pequeñas que sean. Para mantenerlo ordenado, se debe ir por categorías (cosas, gente, trabajo, familia). Les doy una parte de la mía para que tengan una idea:

  • Cosas: Suits, hacer ejercicio, el café, leer, despedidas, la decoración de mi casa, matrimonios, Game of Thrones, graduaciones, etc.
  • Gente: mis amigas, mis no-tan amigas, mi novio, mis amigos, la gente de la universidad, la gente del trabajo, mi vecino, las personas que entregan panfletos, etc.
  • Trabajo: mi obligaciones, fiestas de la compañía, Slack, conferencias por llamada, etc.
  • Familia: domingos en familia.

Sobre esta lista se debe elaborar un “f*ck” budget. Aquí hay que entender que los “f*cks” que tenemos son preciados, y no podemos darlos de gratis.

Sara Knight

Sara Knight

Tomemos la categoría de Gente de mi f*ck budget para demostrar el resultado una vez que decidí que no merecía mi tiempo, energía y dinero.

  • Gente: mis amigas, mi novio, mis amigos, la gente de la universidad, la gente del trabajo, etc.

Muchísimo mejor, si me preguntan a mi.

Ahora, paso 2: Don’t give a f*ck.

Sara Knight

Sara Knight

La manera de que la gente no piense que eres un imbécil porque no te importa tal o cual cosa es ser honesto y educado. Para eso, puedes usar frases como:

“No puedo”.

“No me gusta”.

“No puedo pagarlo”.

“No tengo tiempo”.

Con una actitud sincera no tienes nada a qué temerle. 

Antes de leer este libro, estaba trabajando en demasiadas cosas distintas, que tomaban mucho de mi tiempo. The Life-Changing Magic of Not Giving a F*ck me enseñó que priorizar las cosas que te importan a ti primero y evaluar si el resto merece tu tiempo, energía y/o dinero es la manera más satisfactoria y saludable de vivir, dándole tiempo a las obligaciones, pero también a las cosas que hacemos por placer propio, que a la larga son igual de importantes.

Give fewer, better f*cks para vivir la mejor versión de tu vida.