The Girl Code: serás el mejor novio que tu mejor amiga haya tenido nunca - The Amaranta
Suena raro, pero ustedes saben de lo que estoy hablando

Ser la mejor amiga de alguien implica adoptar distintos roles. Como una buena actriz debes transmutar a ser la persona que la situación exija.

Mejor que Meryl Streep y más multifacética que Johnny Depp, como una persona con trastorno de personalidad múltiple, al momento de tener una mejor amiga te comprometes tácitamente a ser lo que ella necesite.

Nadie nunca olvidará aquella vez que de niñas jugaste a ser abogado frente a la mamá de tu mejor amiga cuando estaban pidiendo permiso para que ella se quede a dormir en tu casa.

Leer: The Girl Code: todas debemos terminar con el ex de nuestras amigas

O cuando respondiste la llamada del colegio con “voz de mamá” fingiendo que tu mejor amiga estaba enferma y no jubilada en la playa con un niño cinco años mayor que ella.

Esta vez ponemos por escrito que en ocasiones debes fingir ser el novio de tu mejor amiga.

The Girl Code capítulo 22: serás el mejor novio que tu mejor amiga haya tenido

Toda mujer que menee caderas y haya reconocido que partirse una uña en verdad sí es un evento traumático, jurará por aquel par de tacones cómodos que usa para todos los matrimonios, ser el mejor novio de su mejor amiga.

Aunque en la amistad haya quedado claro que no hay amor sentimental ni intenciones de desarrollarlo, cuando una mejor amiga necesite una buena pareja para un matrimonio, serás su pareja.

Si tu mejor amiga tiene dos entradas al cine y nadie con quien ir, ofreces compartir cotufas y comprar el refresco.

Si a tu mejor amiga le intenta caer un hombre baboso en un bar, tú serás el interés amoroso de emergencia, agarrada de mano incluida de necesitarse.

Si tu mejor amiga está amargada y sola en su casa, tú llegas con chocolate y películas a decirle lo bella que es.

El único aspecto evidentemente no contemplado en esta adoptación temporánea de noviazgo es por supuesto la satisfacción sexual.

Pero hay permiso de de comprar consoladores.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 22 de The Girl Code.

¡HOOZA!