Y evitar que pase lo peor

El suicidio es el acto más desafortunado que puede llegar a cometer el ser humano. Es una tragedia, y se debe trabajar para evitarlo. Por eso, en honor al Día Mundial para la Prevención del Suicidio, daré estrategias de cómo identificar a una persona que está considerando ponerle fin a su vida. 

Con la ayuda profesional de la Dra. Beatriz Manrique de Guzman, psicóloga especialista en bebés, niños y adolescentes, explicaré de la mejor manera para detectar estas red flags y evitar que suceda lo peor. Este conocimiento puede salvar vidas, y es importante educar a todas las personas posibles sobre este tema. 

Leer también: Hablemos del ‘self-harm’

Para caer bajo pensamientos suicidas, quiere decir que la persona cayó bajo una depresión emocional grave. Según la doctora, esto puede pasar a cualquier edad, ya sean niños, adolescentes o adultos.

Las señales

No hay que simplemente ver, hay que observar

No hay que simplemente ver, hay que observar

En niños, a pesar de que no sea tan común, es posible y se puede detectar a través de:

  • Su mirada.
  • El ambiente que los rodea.
  • Cuánto lo conoces.

La mirada de un infante es un tanto transparente, es importante prestar atención. De ver expresiones sospechosas, en especial profundas y tristes, hay que “interactuar con ellos, jugar y hablarles para así hallar y profundizar qué trauma los tiene así”. Al llegar a la raíz de su dolor, se maneja de la mejor manera con ellos.

Se tiene que llegar a conocer bien al niño, analizar su ambiente y fijarse en la “profundidad de sus ojos”. De eso depende el origen de su estado crítico de tristeza. Los padres o representantes tienen un papel importantísimo en su recuperación emocional, queda de ellos y en la ayuda que aporten salvarlos. 

“Los niños se suicidan porque se murieron,” lamenta Manrique. “Hay que averiguar bien de dónde proviene esa tristeza, efectivamente puede causar su muerte”, añade.

A pesar que suceda en infantes, pasa “más frecuentemente en la adolescencia; no siempre tienen la madurez para enfrentarse a esas emociones”, dice la doctora. Es necesario que sus familiares y amigos los ayuden a enfrentar sus demonios y de ser necesario buscar ayuda profesional, ya sea con un psicólogo o psiquiatra. 

depression

Las señales para detectar en adolescentes y adultos son:

  • Desmotivación.
  • Falta de interés por el mundo que lo rodea o cosas que solía disfrutar.
  • Aislamiento, tendencia a buscar la soledad. No hace ninguna actividad física.

Una vez que una persona sufre una depresión, empieza a perder el interés por aquellas cosas que disfrutaba, ya sean actividades o salidas con sus amigos y familia. "Eso es típico de una persona que está desarrollando una depresión que pueda terminar en suicidio," menciona.

La persona siente una desmotivación inmensa y no tiene ganas de salir o convivir con otras personas. Si hacía una actividad deportiva, artística, cultural o social, deja de hacerlas. Al adentrarse aún más en sus pensamientos, se aísla. Tiende a preferir la soledad sobre la interacción con otros y usualmente duerme más de lo debido. 

De ser grave el estado depresivo, su imaginación llega a fronteras indeseables bajo esa soledad, sobre-pensamiento y exceso de sueño. La especialista describe: “Duermen mucho, se vuelven a despertar y se la pasan imaginando muy dentro de ellos mismos en ahorcarse, tomarse pastillas, tirarse de un edificio (…) Empiezan a lujuriar las distintas formas de suicidio”.

Qué hacer en caso de detectar estos síntomas

Al percibir las señales mencionadas en la conducta, hay que ser un apoyo incondicional para ayudar a una víctima de depresión que potencialmente pueda quitarse la vida. En el caso de ser padres o representantes tanto como amigos del mismo, hay que:

  • Evitar dejarlos solos, acompañarlos lo más posible.
  • Sacarlos de la casa.
  • Buscar ayuda profesional de ser necesario (o de sus responsables, en caso de ser un amigo y verlo vital para su recuperación).

“Hay que estar pendiente en no dejarlos solos en ningún momento, es necesario sacarlos, moverlos, hacer que hagan actividad física, no se puede dejarlos solos maquinando,” indica la psicóloga. 

Es importante sacarlos de su bloqueo físico y psicológico. De esta manera no solo se distraen del dolor; podrán drenar lo que tienen dentro “y soltar para afuera ese trauma o problema que sienten que no pueden resolver. Hay que estar pendientes de no dejarlos solos en ningún momento,” dice. 

No importa lo que cueste, hay que sacar a esa persona de su ambiente de aislamiento y motivarlo a hacer las cosas que disfrutaba. La ayuda profesional es tácita en caso de que esto no funcione.

La función de los amigos es exclusivamente de apoyo. “Tienen que hacerlos sentir queridos, darles cariño y apoyarlos”, explica. “Hay que hacerles saber que no están solos”. Se debe respetar su privacidad y no compartir su lucha depresiva con nadie para mantener la confianza. 

"El poder de la amistad puede darle la esperanza y el amor que necesita"

"El poder de la amistad puede darle la esperanza y el amor que necesita"

La amistad debe hacerlos sentir seguros y garantizar que pueden contar con su apoyo sin preocupaciones, lo importante es que los motiven a salir para mantenerlos activos y brindarles un espacio donde estén cómodos. De ser estrictamente necesario, los amigos deberán informar a los papás en caso de que no se hayan dado cuenta y establecer términos de confidencialidad con ellos para no perder la confianza de su amigo. “Ya que en caso de ser descubierto por ellos, en vez de sentirse apoyados se sentirán delatados, sin importar qué tan puras hayan sido sus intenciones”, aclara la experta.

Los padres o representantes tienen la máxima responsabilidad para sacar adelante a sus hijos en caso de que sufran de esta grave depresión. Al ayudar a mantenerlos activos y motivarlos, pueden buscar que vaya a consultas con un psicólogo para poder trabajar sus problemas con un profesional además de en el hogar. La psicoterapia es útil para eso, “(...) pero si no quiere hablar y está totalmente trancado, ¿cómo lo puede ayudar el terapeuta? Habría que buscar a un psiquiatra que oriente a los papás y le mande antidepresivos”.

Es importantísimo que los padres conozcan bien a sus hijos porque de pasar por este estado emocional depresivo, lo podrían detectar y ayudarlos apropiadamente y a tiempo. “Si no hay amigos y los papás están en su mundo, se puede poner peor. No hay que dejar que se adentren a ellos mismos y se profundicen los síntomas, no hay que dejar que lleguen al punto de suicidarse”.

getty-images-suicide-prevention

Con tan solo observar, podrías salvar una vida y evitar una tragedia. Hay que tomar acción y concientizar esta problemática.