¿Le tienes miedo al compromiso?

No pasa nada si es así
Author:
Publish date:
pexels-photo-67511

Todos conocemos a ese personaje del grupo que nunca ha estado en una relación seria y cada vez que le preguntas por su relación no tarda en aclararte que 1. No es una relación, 2. No es nada serio y 3. Prefiere que no le preguntes al respecto.

Si no conoces a esa persona, o sufres de alguna de esas características, entonces esa persona eres tú. Pero tranquila, esto se presenta en unos más que en otros.

Los commitment issues, sin embargo, van mucho más allá de las relaciones. Están en los trabajos, en escoger tu película favorita, unirse a clubes, comprar mascotas, etc.

Es importante decir que muchos confunden a las personas con commitment issues por ser imbéciles, cuando en realidad sí sufren de esto. Sin embargo, hay que saber diferenciar entre un fuckboy que le está escribiendo a 3 niñas más y una persona a la que realmente le asusta el compromiso por alguna razón presente o previa.

Si quieres saber qué tan commitment-phobe eres, toma el quiz.

Resultados

1. Commitment-phobe

Lamentamos informarte que sí, según este quiz tienes commitment issues. Probablemente no puedes decidirte por su superhéroe, helado o libro favorito, te cuesta unirte a clubes y concretar tus relaciones. Es perfectamente entendible, sin embargo te aconsejamos que trabajes en ello; las decisiones son parte de la vida.

2. Tienes tus altos y bajos

Como la mayoría de las personas, dudas en ciertos momentos si dedicarte a una causa o no. La mejor manera de solventar esto es investigar mucho acerca del trabajo, persona o cualquier otra cosa a la que te vayas a comprometer, evaluar tu situación personal en detalle y tomar una decisión con la mente fría.

3. No tienes commitment issues

Probablemente eres de esas personas que piensa en el día de su matrimonio y ha tenido novios desde los 13 años por largos períodos de vida. Perteneces a varios grupos de la universidad y de alguna manera haces que todo funcione. Nuestro único consejo aquí es que evalúes si estás comprometiéndote con muchas cosas para no degradar la calidad de tu trabajo.