¡Espero que no me salga Regina!

Mean girls: les teníamos miedo en el colegio y les seguimos teniendo ahorita porque no nos queremos convertir en una de ellas, no queremos hacerle daño a los demás, pero la verdad es que muchas veces somos la personificación de una de ellas: decimos cosas hirientes, vemos feo, hablamos pestes, juzgamos, y no me digan que no porque yo también lo hago -lo tuve que aprender a aceptar.

No le tengas miedo a ser una porque no son tan malas como piensas, solo que desde el punto de vista del que lo vemos -del de los protagonistas de la película- lo son, tal cual como en la vida real. 

Posiblemente ames:

Así que abraza tu lado mean y conoce cuál de todas las “chicas pesadas” eres.

Posiblemente tu resultado no sea apegado a la realidad, pero fue hecho así para mostrar un pedacito de porqué muchos de ellos son mujeres malvadas y aun así son adoradas. Tenemos que aprender a aceptarnos tal cual somos, como ellas lo hicieron.