Lo que piensas que es OCD probablemente no es - The Amaranta
‘Yo soy demasiado OCD’

Como muchos trastornos mentales, el Trastorno Obsesivo Compulsivo u OCD, como lo llamamos aquellos occidentalizados, ha sido increíblemente estigmatizado por la sociedad, los medios, e inevitablemente nosotros. Más de una vez he escuchado a alguien decir: "Yo soy demasiado OCD" o "Esto me da OCD", sin conciencia en lo que viven realmente las personas que padecen de este trastorno.

Para aclarar este asunto le pregunté a mi profesora de psicología Victoria Tirro, una brillante profesional que me ayudará a pintar una imagen más clara del TOC. 

Ver relacionados:

¿Cuál puede ser una buena razón para ver a un psicoterapeuta?

Hablemos de la ansiedad

Los cuentos de hadas y su influencia en la ciencia

¿Qué es TOC?

Es un trastorno de ansiedad que involucra pensamientos persistentes, parásitos (no generan ideas productivas) e intrusivos (están en la cabeza aunque no queramos) que están acompañados de acciones repetitivas y/o compulsiones para aliviar la angustia.

¿Cómo se diagnostica el TOC?

Se requieren una serie de síntomas cuya guía es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) a propósito de reconocer cuándo preocuparse y cuándo no. En términos generales es la permanente evitación de pensamientos intrusivos o la posibilidad de neutralizar dichos pensamientos haciendo un ritual que ayude a obtener una sensación de control. Según los investigadores Jenike, Baer y Minichiello (1986) las obsesiones más comunes son las de contaminación, impulsos agresivos, contenidos sexuales, preocupaciones somáticas y necesidad de “simetría” (mantener un orden constante en su entorno). 

¿Qué raíces puede tener un TOC dentro de una persona que ha sido sana mentalmente toda su vida hasta el diagnóstico?

Todos los trastornos mentales generan cambios importantes e impactan en la psiquis del que lo padece. En contextos altamente exigentes y cambiantes a la vez pueden darse ciertas condiciones psico-emocionales, donde la persona se afana en la búsqueda de control que le garantice cierta estabilidad: emocional, personal, material y en el exceso se genera una patología. Pareciera ser uno de los trastornos más predominantes en la sociedades modernas, al ser parte del espectro de cuadros ansiosos, patología imperante en buena parte de la población mundial. 

¿Existe la predisposición genética al TOC? 

Hay teorías que apoyan la herencia del cuadro, sin embargo, pareciera no estar identificado con un aspecto específico a nivel genético. Nada aún certero por completo. Frente a dicha ambigüedad se sigue hablando de multifactorial.

¿Por qué crees que se ha estigmatizado el trastorno?

Definitivamente es un trastorno llamativo por las características de los síntomas y eso a las personas les llama mucho la atención. Más que estigmatizar, causa curiosidad y muchos no temen esconder su padecimiento. El estigma sí vendría dado por las falsas creencias que han venido acompañando desde hace mucho tiempo al hecho de padecer una enfermedad mental, cualquiera que ella sea. 

¿Qué piensas de las personas que dicen frases como "este es mi TOC", refiriéndose a un comportamiento obsesivo de alguna manera sobre algo? 

En algunos casos, esas personas justifican su comportamiento, se excusan o se victimizan para obtener la consideración de su entorno, generándole una “ganancia secundaria”, a propósito de su peculiaridad. En otros casos, es una forma de canalizar la ansiedad y mostrar su sintomatología por completo, en miras de aliviar la tensión.

Recapitulando, no tienes TOC si:

  • Eres ordenada. 
  • Te gustan tus cosas puestas de alguna manera en específico. 
  • Te agradan los espacios limpios.
  • No te gusta que la gente beba de tu vaso, etc. 

Ahora, si alguna de estos comportamiento es llevado al extremo o se observan algunos otros síntomas listados en el DSM-V, se recomienda visitar al psicólogo. De resto, dile no a la estigmatización de las enfermedades mentales.