¿Qué pasaría en una vaginocracia?

“Tienes una vasectomía, ¿no? Es que no me gustan las pastillas”
Author:
Publish date:
Sasha Bogard

Sasha Bogard

En algún momento, el manpocalipse que esperan los anti feministas del mundo, pasará. Primero será el matrimonio igualitario, luego a las mujeres nos pagarán lo mismo que a un hombre por el mismo trabajo, después llegarán los jinetes del apocalipsis y finalmente todos los penes del mundo caerán. Entonces, será el momento de las vaginas. Seremos libres de instaurar una vaginocracia.

Creo que durante la primera década de una vaginocracia lo primero que deberíamos hacer es instaurar una versión institucional de Pussy Grabs Back de Kim Boekbinder como himno global. Inmediatamente después, necesitamos apurarnos y redactar 4 leyes básicas:

Formulario para envio de dick pics

“Oh, ¿Sabes de qué tengo ganas hoy? de ver un pene completamente desconocido en mi teléfono”, dijo nadie nunca.

Basta de mandar dick pics a gente que no las ha pedido. Dudo que los portadores de penes puedan abstenerse de hacerlo, por lo que me parece súper importante atacarlos con lo único capaz de acabar de una vez por todas con una erección: burocracia.

Las dick pics serán ilegales sin pena de perder privilegios telecomunicacionales de por vida. Para mandar dick pics legales habrá un proceso largo y duro. En contraste con lo que hay entre las piernas de los tipos que insisten en mostrar sus penes cada dos segundos.

Primero, necesitarán una carta de invitación para enviar dick pics, luego deberán mostrar las fotos como tal y no se aceptará material que: esté pixelado, tenga objetos aleatorios cerca “para comparación”, y/o esté evidentemente alterado digitalmente.

El acto anti- mansplainers

El mansplaining es ilegal en todas sus formas. Recurrir a él traerá como consecuencia ser recluido durante 30 días en una celda aislada, sin ventanas, y con parlantes transmitiendo día y noche discursos insufribles que alternan entre stand up de Amy Schumer y lecturas dramáticas del Twitter de Lena Dunham.

Vístete Apropiadamente, Gafo (Manual VAG)

¿Lentes oscuros de noche? ¿Fedoras en cualquier momento? ¿Polos que se rehúsan a llamar “rosadas” porque creen que llamarlas “salmón” las hace “masculinas”? Todo prohibido. Basta. La retórica douchebag no puede tener lugar dentro de una vaginocracia.

Chop it Off Act

Ok, seamos serios por un segundo con un argumento que odian los hombres anti feministas: la mujer promedio es fértil 4 días al mes, el hombre promedio es fertil todo el año. Para que una mujer no sea fértil durante esos 4 días tiene que tomar pastillas todos los días. Las pastillas anticonceptivas implican un gasto constante. Para que un hombre no sea fértil todos los días, solo tiene que ir al médico una vez a hacerse un procedimiento ambulatorio y reversible. Por eso, las vasectomías serán más ampliamente promovidas que cualquier otro método anticonceptivo.

Dos pájaros de un solo tiro: hacemos que la gente empiece a tomar los condones en serio y además pasamos de oraciones nefastas y desiguales como “mi amor, ¿tomas pastillas?, es que no me gustan los condones”, podríamos pasar a oraciones atorrantes pero llenas de igualdad como, “tienes una vasectomía, ¿no? Es que no me gustan las pastillas”.