Una razón más para que visites al ginecólogo

Para nosotros los jóvenes incomprendidos de este nuevo milenio, al menos de que tu carrera universitaria sea medicina, nuestro mayor conocimiento sobre enfermedades cotidianas es diferenciar el ibuprofeno para el dolor de vientre y el acetaminofén para el de cabeza.

Teniendo preocupaciones de mayor peso, como sobrevivir en un país comunista, el curarnos una gripe con tos una vez al mes e ir al ginecólogo anualmente, es una cuota más que suficiente dentro de nuestros requisitos personales de salud.

Hasta que desafortunadamente llega un dolor más fuerte en el abdomen, tú pensando que te iba a venir la regla, y resulta que el apéndice se te estaba reventando.

Y de esta manera existen millones de enfermedades que para nuestros conocimientos caseros un par de Tylenols no pueden curar.

Sin el propósito de alarmar con que nos vamos a morir porque no sabemos nada de medicina, y más con la intención de informar a nivel general, quisimos hablarles de una enfermedad en las mujeres bastante común, pero de la que no se tiene conocimiento: la endometriosis.

Te puede interesar:

¿Endo qué?

Endometriosis y significa los siguiente:

Ahora en español, la endometriosis es cuando el tejido que debería crecer dentro del útero (el endometrio) crece por fuera, causando así dolores menstruales más fuertes de lo normal.

¿Pero es simplemente un dolor más fuerte en el vientre?

No. Puede ser dolor al tener relaciones, dolor al hacer pipí o dolor en el abdomen.

¿Ajá y cómo sé si puedo tener eso?

Bueno, la endometriosis puede ser hereditaria, también si eres infertil aumentan las probabilidades o si nunca has tenido hijos. Estadísticamente la padece una de cada diez mujeres entre los 15 y cincuenta años, pero es muy difícil de diagnosticar, por lo que si se presentan síntomas, te realizan un pocotón de exámenes.

¿Y tiene cura?

No.

¡¿O sea que te mueres y ya?!

No vale, para nada. Esta enfermedad no tiene cura, pero sí un tratamiento para aprender a vivir con ella. En este caso, dicho tratamiento ayuda la parte de los dolores y la infertilidad si se está buscando quedar embarazada.

¿Y cómo es ese tratamiento?

Depende de la edad que tengas, si quieres tener hijos o si quieres una cirugía. Te pueden recetar un tratamiento hormonal, medicamentos para el dolor, o una operación para extirpar las zonas donde se encuentra ese tejido.

¿Pero es una cuestión grave?

Como todas las enfermedades, si es diagnosticada a tiempo, no. Lo importante es prestarle atención a los síntomas, estar informadas e ir a la visita obligatoria anual al ginecólogo.

Yo nunca he ido al ginecólogo

Pues deberías terminar de leer esto, hacer una cita con la de tu mamá y aprender a cuidarte un poco.

Nunca está de más tener información sobre estos temas, escuchar lo que nos dice el cuerpo y pedir una cita con el médico, porque la salud siempre debería ser lo primero.

banner