No tienes que aceptar a todo el mundo en tu círculo social por cortesía

La vida es muy corta para eso...
Author:
Publish date:
Aranxa Esteve

Aranxa Esteve

En vísperas de mi cumpleaños, y después de leer la razón por la que la mayoría odia esta festividad, comencé a preguntarme qué quería hacer para celebrarlo. Obviamente, lo primero que saltó a mi mente fue el clásico plan: torta, amigos y familia. Por más de que no es mala idea, si les soy honesta, no es lo que yo quiero.

Como siempre, la primera lista sobrepasa los quince invitados cuando la idea principal era tener una pijamada tipo old school con cuatro amigas. Pero...¿Cómo le dices a esa amiga, que no es realmente tu amiga pero que forma parte de tu círculo social, que invitarás a todas menos a ella?

That shit ain’t happening.

Hasta que leí tweet más acertado y claro de mi timeline (hey! es el siglo XXI, tenemos permitido basar las decisiones de nuestra vida en un tweet):

Para este momento, ya deberías tener a una persona en mente que encaja con el perfil de “un amigo de una amiga que te sientes comprometida a aceptar” con la obligación de que te caiga bien porque ¿qué más puedes hacer? es de tu grupo.

Plot twist: Alguien no te tiene que gustar solo porque le cae bien a tu amiga...y a ti no.

Así como no es un hecho que le vas a gustar a todo el mundo, tu principal preocupación no tiene que ser aceptar a todo el mundo en tu grupo íntimo. Si quieres purificar tu ambiente social, esto es lo que debes mantener en cuenta.

GIPHY

GIPHY

1. Acepta que no eres “monedita de oro”

No caigas en la trampa de pensar que porque eres amable y graciosa con todos, significa que ellos te van a amar. Es inevitable conseguirse con personas que no aplauden nuestra forma de pensar: y eso está bien.

Si no le caes bien a alguien, no es porque ellos sean los villanos de la historia, sino que tienen valores diferentes y sus juicios no se alinean con los tuyos. End of story.

2. Limita el tiempo que pasas con ellos

Que no estés en su lista de personas favoritas no te da un free pass para que los ignores o descartes. We are big girls! Podemos convivir en un cuarto con alguien que no se ría de nuestros chistes, pero una vez que se vuelva tóxico (si hacen chistes pesados sobre ti o te critican constantemente) es hora de decir ¡adiós!

3. En casos de emergencia, utiliza tu poker face

Todo lo que sientes por una persona normalmente se refleja en tu lenguaje personal y la manera en la que te expresas. Y ya que no vivimos en un mundo perfecto, lo más probable es que nos crucemos con personas que estarán en desacuerdo con nosotras; por eso, entrena tu mejor cara de poker para mantenerte profesional y actuar civilizadamente cada vez que tengas que tolerar un discurso juicioso sobre tu opinión.

4. Si lo demás falla, distánciate

La cortesía es importante, pero también lo eres tú. No le des el poder a los demás para cambiar tu estado de ánimo. Tu ambiente debe hacerte sentir cómoda, y es tu responsabilidad que se mantenga así. Enfócate en los momentos que sí te hacen crecer.