Porque alguien nos tiene que acompañar en esta miseria

Si estás leyendo esto, segurísimo hablas español, probablemente eres venezolano y a raíz de tu nacionalidad, te fuiste del país o sigues en Venezuela viviendo la adrenalina del país más peligroso e hiperinflacionario del mundo.

Si tu opción es la segunda, probablemente estás leyendo esto porque tienes tiempo libre en la oficina, porque no haces nada con tu vida o porque todos tus amigos se fueron del país y estás al borde de una crisis nerviosa.

Si tu opción es la tercera, tranquila que en este país todavía queda gente y planes para entretenernos, como también alternativas para llevar una vida dentro del comunismo sin la necesidad de vender un riñón o terminar en la calle. Una de esas alternativas más viables en esa situación de soledad comunista es comprar o adoptar un ser vivo que te regale cariño ilimitado sin importar la situación; o sea, un perro. Es por esta iniciativa perruna que decidimos hacer una lista de pros y contras para debatir si efectivamente vale la pena o no tener una mascota en esta Venezuela.

Ver relacionados:

Pros:

Siempre te va a querer

Sin importar lo que le hagas, cómo lo trates, un perro siempre te va a dar cariño. Sobre todo cuando estés al borde de la depresión porque el sueldo no te alcanza ni para un perro caliente de calle.

No gastan taaanto

En cambio un novio-novia sí. No hay que regalarle nada de cumpleaños, ni celebrar aniversarios, ni invitarlo a comer. Solo le pones su perrarina, lo llevas al veterinario y listo.

Tú siempre vas a tener la razón al pelear

Porque es un perro y los perros no hablan.

Contras:

Es un perro

Y no te va a poder responder cuando llegues quejándote de la situación del país.

Los perros suelen oler mal

Al menos que no te importe o lo bañes cada media hora.

En verdad hay que darles atención

No te vas a comprar el perro hoy solamente porque es cuchi; hay que pasearlo, entrenarlo y otras actividades que te deberías pensar antes de tomar la decisión.

La perrarina es cara

No tan cara como una cena de aniversario, pero si no tienes ni para las cervezas del fin de semana, piensa cómo vas a alimentar al animal.

Los perros hacen pupú

Y vas a hervir de la rabia cuando llegues a tu casa y veas una sorpresa en el sofá.

La conclusión sin duda siempre va a ser estar acompañado; la soledad en este país no es recomendada. Así que con humanos o perros, busquemos relacionarnos y compartir nuestro odio por el chavismo.