Explainer de pastillas anticonceptivas para hombres - The Amaranta
Porque no les viene la regla. Okey eso es mentira

Diciéndolo sin ningún tipo de tabú ni restricciones, tener relaciones sexuales por mera diversión es casi tan común como ejercitarse rutinariamente durante la semana.

Quemas calorías, matas ansiedades y sientes gozo; la fórmula perfecta para satisfacer la necesidad más primitiva del ser humano: el placer. 

Pero como todo en este mundo, el sexo tiene su lado negativo también. Pues como todos obviamente sabemos, un embarazo no deseado o cualquier enfermedad de transmisión sexual es la consecuencia más factible si al momento de tener relaciones no nos cuidamos. 

Entre los medicamentos más para prevenir embarazos está la común y milagrosa pastilla anticonceptiva, la pastilla del día siguiente (o como se le llama muy vulgarmente en Venezuela: malta con canela), la inyección de hormonas anticonceptivas, el anillo vaginal y pare usted de contar. 

Ahora, si no quieres tener un bebé, pero tampoco sabes con cuál es el recorrido sexual del tipo con el que vas a tener relaciones, y no quieres tener sífilis, para eso existen los condones. 

Ver relacionado: Necesitas hacer una cita en el ginecólogo

Siendo una diferencia bastante notoria, para nosotras mujeres, el uso de anticonceptivos tiene infinitos efectos secundarios, desde aumento de peso hasta depresión por la carga de hormonas; en cambio para tu novio es tan fácil como ponerse una cubierta de látex en su parte íntima y listo. 

Pese a que su conocimiento y uso es casi nulo, los métodos anticonceptivos masculinos sí existen, pero no han salido al mercado debido a que los efectos secundarios producidos en estudios previos a su lanzamiento son demasiado fuertes. 

No obstante, un estudio publicado este año en el Centro Médico de Washington, aplicado en 83 hombres, demostró que la pastilla DMAU sí funciona como anticonceptivo masculino eficaz sin mayores efectos secundarios. El funcionamiento "anti bebés" como tal de esta píldora o de cualquier método referente al sexo masculino, consta en reducir la producción de espermatozoides, o en idioma médico: “espermatogénesis”. 

A raíz de este estudio, especialistas se han manifestado al respecto aclarando que dicho medicamento debería tener tanto un mayor período de prueba como de voluntarios, ya que 83 hombres no significa un porcentaje general, a pesar de que la única consecuencia del estudio haya sido el aumento leve de peso. 

Ahora, lo que nos preguntamos todas nosotras, mujeres que no queremos ni engordar, ni cambiar de humor, ni tener una alarma todas las noches recordándonos la pastilla para poder tener relaciones, es: ¿por qué hay tantos anticonceptivos para mujeres y solo la vasectomía y el condón para los hombres? 

A pesar de que los estudios realizados referentes a anticonceptivos masculinos a lo largo de la historia hayan tenido efectos secundarios terribles, los hombres producen más de mil células al momento de eyacular, en cambio nosotras solamente una célula cada vez que nos viene la regla. Por lo tanto es mucho más fácil impedir esa reproducción a través de la única femenina que de más de mil espermatozoides.

Así que más allá del clásico concepto de que “la mujer es la que queda embarazada, por lo tanto la pastilla le toca a ella”, la genética hace gran diferencia al momento de crear esos métodos que tanto nos simplifican la vida para poder tener relaciones sin problema.