La música del momento

Haters gotta hate.
Author:
Publish date:
photo-1470225620780-dba8ba36b745.jpeg

Ok. Me encuentro sentada frente a la computadora, las manos me tiemblan y me cuesta pasar las ideas de la cabeza al teclado. Un tema que tiene tiempo molestándome en el subconsciente, pero a la vez se me hace difícil expresarlo, ya que no me he topado con mucha gente que comparta la misma preocupación que yo.

Quizás muchos lectores cuando se enteren de qué va el artículo paren de leerlo, pero sinceramente, no me importa. Hater til the end! Ok ya, basta de mistiqueos, a continuación mi problema principal presente todos los fines de semana al salir a rumbear:

¡No me vacilo el House!

Giphy

Giphy

No, no es imposible; no, no tengo un problema; y no, tampoco estoy intentando llevarle la contraria a todo el Universo (o por lo menos a la sociedad de Caracas).

Es que ¿cómo a alguien le puede gustar? Lo pensé bastante y decidí hacer una pequeña lista de los aportes negativos que nos brinda el House a toda la humanidad. 

  1. Es súper complicado bailarlo, hay que practicar pues.
  2. Llegas a una fiesta, y si tienes suerte porque el set de House de la noche es corto, te tienes que calar dos horas más o menos del mismo ritmito. Repito: DOS horas escuchando básicamente lo mismo. Exacto.
  3. En su ritmología (sí, esa palabra existe) no hay esos beats, bajos, golpes o como los quieran llamar, que son maravillosos para bailar en grupo o en pareja. (A las que les gusta el reggaetón tanto como a mí me entenderán).
  4. Y por último y de suma importancia, las canciones no tienen letra. BIG NO! Bueno, algunas pocas tienen, pero de verdad que no son temazos que se pueden cantar a todo pulmón.

Durante mi trayectoria conociendo a este género musical tan de moda en mi ciudad, he llegado a la conclusión de que a la gente le fascina. Todo el mundo se alborota al momento en que el DJ le baja el volumen al glorioso reggaetón y empieza a sonar aquel “tiqui tiqui tiqui tiqui tiqui”. Jesus Christ.

Por otra parte, para mi desgracia, mi grupo de amigas sí se vacila el House. Entonces la situación es básicamente la siguiente: María Fernanda (que además sufre de Forever Resting Bitch Face) le voltea los ojos a todo el planeta Tierra y empieza a ahogarse en amargura al momento del fulano “tiqui tiqui tiqui”. Está bien, quizás estoy siendo un poco exagerada; sí me quedo ahí con mis amigas, pero tampoco estoy pasándola increíble.

Podría decir que en este año de fiestas House me ha tocado aprender a querer el género a los golpes. (adapt or die) Al principio sí fue trágico; o sea, sinceramente prefería estar escuchando Pursuit of Happiness (y bailarla también) antes de intentar hacer cualquier movimiento que diera algo de sentido con el House, y no verme completamente patuleca. Pero gracias a Dios que tengo unas amiguitas bastante particulares, y con un ritmo impecable, capaces de sacarle un paso de baile a cualquier género musical; ellas evidentemente han sido mis tutoras en todo este proceso y yo por supuesto la alumna menos colaboradora y más quejona del planeta.

A los que sí les gusta el House y llegaron hasta aquí; primero, gracias por no tomarse mis antipatías tan enserio, y segundo, sepan lo considerados y pacientes que somos los anti-house. En cuanto a los de mi equipo, sepan que no están solos, y que soy fiel creyente de que a esta crisis no le queda mucha historia. Team reggaetón 4evah.

Afortunadamente para ustedes HouseLovers, tengo a una amiga que le encanta el House y me dio una lista maravillosa, se los dejo para no ser tan odiosa tampoco.

1. Cuartero & German Brigante - La Samba [Soulman Music]

2. Mano Tiro - Havana 1959 (Original Mix)

3. Mario Ochoa - Me Gusta [Avenue Recordings]

4. Sable Sheep - Upon Burning Skies (MHD012)

5. Sabb & Cuartero - Don't Kill My Vibe (MHD013)

6. Bob Sinclar - Sea Lion Woman

7. El villano (original mix) Eletronica