Las verdaderas razones por las que el mundo debería odiar a los millennials

“Los millennials destruyeron el mundo”
Author:
Publish date:
694940094001_5178468872001_Millennials-not-so-smart-after-all

El pasatiempo oficial del planeta es es quejarse de las nuevas generaciones una y otra vez.

Los baby boomers piensan que culparnos va a hacerlos sentir mejor sobre el desastre que hicieron como generación, así como sus padres se reconfortaban entre sí diciéndoles que eran una gran decepción. Dentro de 10 años será la generación Z la culpable de todo lo malo en el mundo, aunque tal vez ellos gracias a la desidia característica de la generación X.

Cada vez que leo un artículo de “Los millennials destruyeron la industria de lo que sea”, tengo que voltear los ojos y pensar todos los argumentos personales fácilmente rebatibles que el escritor decidió poner en forma de “verdad absoluta sobre toda una generación”. En realidad no somos flojos, y querer tener un trabajo con una buena remuneración y sin exigencias arcaicas no es estar pidiendo un “gran privilegio”. Ese gran montón de artículos no es más que clickbait disfrazado de divagación profunda.

Todo se trata de una proyección arbitraria del autor o de decir algo que le molesta por razones totalmente estúpidas. Lo más molesto es que en realidad sí hay razones para odiarnos a todos como generación, principalmente estas:

1. Porque creemos que todo lo inventamos nosotros

Somos la generación de los superlativos. “La más ecológica”, “la más abierta sexualmente”, “la más emprendedora” y un sin fin más de “lo más”. Con cada nuevo “más”, nos creemos inventores de lo que le sigue.

Nadie en la historia había sido tan gay, o tan ambientalmente consciente, o tan promiscuo. En serio creamos todo. Somos los Edison del vivir la vida.

2. Porque todos queremos ser los más únicos dentro de lo único

Y continuando en esta nota, también somos los primeros en la historia de la humanidad que han vivido X cosa. Nadie jamás ha tenido ninguna de las experiencias súper únicas que nosotros estamos viviendo.

Está bien ser adolescente y creerte único, pero a los 25+ ya no es tan comprensible. Honestamente pensé que colectivamente superaríamos esta etapa de “mi input es increíble porque soy un copo de nieve especial y radical”, o esa necesidad patética de “trollear” for the lulz. Todos creemos que nuestras opiniones son impresionantes y necesarias aún cuando muchas veces no estamos lo suficientemente informados.

3. Porque somos emocionalmente inútiles

O por lo menos hasta que las reglas de comunicación universal sigan sin incluir screenshots de los Sims y reaction gifs.

No sabemos decir lo que queremos, cuándo lo queremos o por qué lo queremos. Solo balbuceamos sobre pizza y dormir.

4. Porque todos somos Lena Dunham

Lena Dunham, la creadora de Girls y seguramente otras piezas igual de pretenciosas, es la versión malcriada de todos y cada uno de nosotros. Es el Donald Trump del futuro. En el 2040 estará hablando de cómo las personas millonarias y privilegiadas necesitan ser escuchadas también para que el mundo vuelva a ser un lugar mejor… y Gwyneth Paltrow votará por ella y nos llevará a la 4ta guerra mundial.