No estoy despeinada, sólo tengo el pelo rizado - The Amaranta

No estoy despeinada, sólo tengo el pelo rizado

The struggle...
Author:
Publish date:
cabello-01

Voy a decir algo a riesgo de sonar como una de esas personas dementes que creen que sus televisores los espían y que comer pollo equivale a una cirugía de reasignación de género: los medios nos mienten. Cualquier programa que veas, especialmente los sitcoms, están llenos de expectativas irreales con respecto a los rizos.

Para Hollywood el cabello rizado es básicamente el cabello “natural” de Taylor Swift durante la época en la que fingía ser virgen. Cada rizo es del mismo tamaño que el de al lado, todos tienen la misma espiral, y en general cada hebra de cabello se mantiene en un mismo lugar.

Prueba A: falsedad absoluta. Rizos casi sintéticos.

Cualquier persona con el cabello rizado de verdad sabe que eso no es más que cabello liso que fue rizado. Es decir, la portadora se secó el cabello y luego rizó cada sección cuidadosamente, con pinzas, durante una cantidad absurda de horas.

Si lo hubiese dejado realmente natural, nadie estaría diciéndole lo hermoso que es su cabello, estarían viéndola con preocupación y luego le dirían “¿no te dió chance de peinarte hoy?” con un tono lleno de vergüenza. Porque la sociedad es totalmente anti rizos reales.

Tener el cabello rizado de verdad implica que vas a tener que constantemente explicar todo esto. Los rizos naturales no son diseñados por Pantene. No todos son del mismo tamaño. En lo que sí son todos iguales es en la necesidad constante de atención y tiempo que requieren. El día que necesites estar lista y presentable en la menor cantidad de tiempo, ellos van a necesitar que hagas 15 saludos al sol y encuentres una canasta de huevos de oro para poder verse medianamente decentes. Falla en uno de los requisitos y vas a parecer parte de la familia Manson.

Prueba B: the real deal

Tal vez un día sí tengas todo el tiempo del mundo para admirarlos y prestarles atención, y ni siquiera eso va a ser suficiente para ellos. Ese será el día que te pedirán que los bañes individualmente en sangre de unicornio para quedar realmente bellos.

Sí, los rizos son un fastidio de mantener y a menos que tu cabello sea sobrenaturalmente sano, es difícil que queden perfectos sin ayuda. Sarah Jessica Parker solo lograba convencernos de que su look era “natural” y no “cabello sobreprocesado y quemado” porque éramos demasiado jóvenes para ver la verdad.

Aún así, lo peor de todo no es la cantidad de tiempo que se pierda cuidando de los rizos. Lo realmente trágico es que aún cuando logres verte menos Mowgli y más Lorde, hay un montón de gente esperando a decirte “¿te peinaste con un fuego artificial?” mientras se felicitan mentalmente por haber sido tan ocurrentes.