Stahp, please... stahp.

Tengo una amiga cuyo trabajo oficial es llamarme cada vez que estoy tomando la decisión de decir algo universalmente apátrida como que la arepa me l*dilla, o que no sé bailar salsa. La última vez no le contesté el celular. No tuvo la oportunidad de evitar que me convirtiera en una mini pária, al escribir el top 5 de los moj*nes mentales que todo venezolano ha dicho en voz alta al menos una vez en la vida… y que jamás debería volver a repetir después de esto:

#5 “Venezuela que libertó un continente y ahora está sola”

La persona que dice esto es totalmente la misma que le dice “nadie te amará como yo” a su ex cuando cortan sin entender que en vez de una amenaza lo que dice suena como un alivio.

Simón Bolívar libertó un continente. Luego se creó la Venezuela que conocemos. De la tierra salió una bolsa de harina PAN y de ella el primer venezolano con un megáfono en mano gritando, “LAS MEJORES PLAYAS. PICO BOLIVAR. SALTO ANGEL. LAS MUJERES MAS BELLAS”.

No sé dónde has estado viviendo pero el continente no nos debe nada. Lo máximo que podría pasar es que algún gobierno diga algo diplomático. Fuera de Nunca Jamás el mundo no es justo, Isis y el ejército de Myanmar hacen “limpiezas étnicas” en sus respectivas zonas, Kim Jong Un mata de hambre a su pueblo, y Venezuela se vuelve un infierno. Nadie va a rescatarnos y mucho menos por chantaje emocional de primaria.

#4 “¡Se han perdido los valores!”

A veces pienso que la gente que dice esto tiene estampitas de Renny Ottolina en la billetera justo al lado de una foto de Nixon.

El intergaláctico y sus descendientes no salieron de una ostra gigante en la orilla de playa parguito. Son el resultado de una sociedad profundamente racista, clasista, sexista, inculta, e ignorante que se niega a verse a sí misma como tal.

Aquí no habían valores. Parafraseando a José Ignacio Cabrujas, el amor de mi vida, había gente queriendo parecerse a una sociedad civilizada, pero nunca llegamos a serlo. Siempre hemos sido un campamento. La diferencia es que el campamento de hace 20 años era más estable económicamente. Moralmente, al igual que el de hoy, siempre favoreció al “vivo”, fingió ser puritano siempre que sirviera para castigar a las mujeres, trató a la comunidad LGBTIQ+ como un montón de enfermos, y decidió que la piel negra y el pelo rizado nunca serían tan hermosos como unos ojos azules y un cabello dorado.

#3 “El mejor país del mundo”

Absolutamente cierto. Siempre y cuando con “mundo” te refieras a “los 2 otros países que he visto en fotos de mis amigos en Instagram y que me parece que son chimbos porque hace frío”.

La próxima vez que alguien diga esto deberíamos exigirle métricas. ¿Con respecto a qué? ¿El mejor país para comer empanadas? ¿para hacerle creer a Corina Smith que su voz es impresionante? ¿ignorar la pobreza extrema que está a tres cuadras de ti en cualquier momento determinado?

#2 “El venezolano es feliz”

Las palabras que estás buscando son “mecanismos de defensa”.

#1 “Las mujeres más bellas del mundo”

Curiosamente el que dice esto siempre es un hombre que se cree importante porque su pene estuvo en proximidad de muchas mujeres bonitas.

Tengo algo muy importante que decirle: bro, just stop, bro. Ve a casa. Lee un libro. O mejor, lee hasta que entiendas por qué decir que “tenemos las mujeres más bellas del mundo” es lo más ridículo que puede salir de tus labios además de “y llevarte a la cima del cielo”.