Las mejores amigas que se merecen condecoraciones por existir - The Amaranta
Apreciamos su existencia

Con la temporada de premios aún sobre nuestros talones, nuestro complejo de presentadoras de estatuillas nunca había visto mejores días; ahora, que las Oskarinas se robaron el espectáculo y nos dejaron sin ningún reconocimiento más que dar, nos inventamos excusas para dejar salir nuestro espíritu célebre.

Por lo que, en un intento de premiar a los seres humanos maravillosos e incondicionales que se hacen llamar mejores amigas, nos dimos cuenta de que ellas se merecen más de un reconocimiento.

Aunque de vez en cuando nos encargamos de recordarles lo mucho que su existencia facilita nuestras vidas; cumpliendo un favor que realmente no le quieres hacer, invitándole un café y ofreciéndole hospitalidad cuando los chick flicks juegan con sus expectativas amorosas.

Sin embargo, hoy decidimos premiarlas por hacer del mundo un mejor lugar con algo mucho mejor que un chocolate y un maratón de Nicholas Sparks. Hoy celebramos la existencia de las mejores amigas rindiéndole tributo a las niñas que evitan nuestra muerte prematura.

A la amiga que te completa para el café cuando te gastaste toda tu quincena en zapatos

O en rumbas, o en comida; cualquier adquisición impulsiva que definitivamente no va a asegurar tu futuro.

A la amiga que te regaló chocolate sin azúcar cuando ya pagaste los tres meses del gimnasio por adelantado

Pero después te acompaña a comerte una hamburguesa doble pero con ensalada y refresco light.

A la amiga que te dice que pareces un zombie en Crocs cuando no tienes ninguna motivación para no ser uno

Es decir, cuando estás en finales. Igual, muchas gracias por prestarnos tu polvo compacto.

A la amiga que te juzga por tus malas elecciones de vida

Porque todo el discurso de la empatía y el apoyo incondicional es solo para las películas románticas.

A la amiga que no has visto en más de dos meses y a la que siempre olvidas responderle los mensajes

Pero aún no ha firmado tu acta de defunción.

A la amiga que te salva del niño con complejo de acosador sexual al que le gusta mover demasiado las manos

Porque la seña nunca falla.

A la amiga que te presta sus tacones favoritos confiando que no van a morir en alguna de tus salidas de viernes por la noche

Porque no son las primeras que dan sus últimos pasos en alguna de tus borracheras.

A la amiga que le desea a tu ex-novio que la comida le cause una indigestión estomacal

Cuando se lo consigue almorzando en un Sex and The City style.

A la amiga que te prepara un playlist especial para acompañar tus lloraderas irracionales con Camila y Sin Bandera

O cualquier canción de reggaetón pseudo-romántica que te recuerde a tu más reciente frustrado amor, en su defecto.

--

A esos y a todos las amigas que ofrecen su hombro, pero también te empujan por las escaleras para que llores por una buena razón.

Y para tener un buen video de tu cara mientras caías.

Gracias.