Mantras para no cortarte mal el pelo

Todas cometemos errores, lo importante es no repetirlos.
Author:
Publish date:
mantrapelo

Las personas que se cortan el pelo en casa caen en tres grupos bien definidos:

  1. Las señoras fancy que morirían antes de ser vistas en público haciendo cosas de gente normal, entonces tienen estilistas exclusivos que van a sus casas.
  2. Los unicornios hipsters que viven bajo una filosofía DIY y de hecho tienen resultados súper aceptables.
  3. Los que tienen mucha más confianza de la que deberían en sus habilidades estéticas y pasan la mitad del año con una cola de cabello para ocultar los resultados de sus cortes de medianoche.

Este artículo es para los terceros.

Los entiendo. Estoy eternamente insatisfecha con todos los cortes de las peluquerías. Puedo ir al mejor estilista del mundo y siempre me voy a sentir incómoda por mínimo 72 horas después de un corte. El problema no son ellos, claramente soy yo. Por eso siempre termino agarrando la tijera y haciendo un desastre que a mi me hace feliz, y a los demás los hace preguntarse qué clase de desorden mental tengo.

La última vez opté por microbangs. Personalmente yo le llamo “bangs de persona psicópata que cortaría penes en la mitad de la noche”. Tipo Angelina Jolie en Girl, Interrupted o Krysten Ritter en Don’t trust the B. Con la obvia diferencia de que no tengo la cara de ninguna de las dos y mi cabello nunca superó la etapa de sexo, drogas y rock and roll, siempre se ve como si perteneciera a la cabeza de Robert Smith de The Cure. Me ha costado casi un año deshacerme de ese error, y ahora que por fin mi cabello está de un largo decente y relativamente uniforme, quiero hacerlo de nuevo. Afortunadamente el movimiento fitness está aquí para inspirarnos a todos a lograr nuestras metas, aunque no impliquen hacer 20 repeticiones de squats diarios. Si estás en el proceso de dejar crecer tu cabello, es el momento de reapropiarte del movimiento #fitspo, y hacer funcionar sus mantras:

  • Deja para dentro de 6 meses lo que puedes hacer hoy.
  • Libera tu mente del “sí puedo”.
  • Dentro de un año desearás nunca haber empezado hoy.
  • Levántate todas las mañanas, mírate al espejo, y repite “no puedo hacer esto”.
  • Hazlo hoy y arrepiéntete mañana.

Podemos con esto. Let’s get results.