Los robots que necesito que inventen ya

Porque la evolución de la sociedad también trae sus problemas particulares
Author:
Publish date:
robots

Cuando no estoy pensando en la siguiente App que deberían desarrollar en Silicon Valley, estoy pensando en bots que deberían desarrollar en Tesla. Porque evidentemente tengo demasiado tiempo libre y muchos problemas que resolver en mi vida.

No es por menospreciar el trabajo de los ingenieros del mundo, creo que lo que se ha hecho en Inteligencia Artificial es impresionante, pero creo que el futuro debería ser menos Ex Machina y más “un robot cepilla mis dientes todas las noches”. Necesitamos bots para facilitar nuestras vidas, no para demostrar la virtuosidad de ciertos programadores e ingenieros. Por eso, propongo estos 4:

El bot de la tía propensa a accidentes

Si hay sex bots que se ven más reales y naturales que Pamela Anderson, debería haber un bot de la tía que usas como excusa para salir de compromisos. Esa que se fracturó la pierna, se accidentó en el carro, y dañó su lavadora y por lo tanto tuviste que convenientemente ir a ayudarla cada vez que alguien te invitó a hacer algo que no sonaba tan interesante.

Menstruabot

Imaginemos a Robotina pero de la menstruación. ¿Cómo? En vez de limpiar tu desorden, te sigue a donde sea que vas sosteniendo un cartel de “Menstruando, actuar con cuidado o atenerse a las consecuencias”. Cuando alguien decida que va a ser un patán a pesar de que sabe que te sientes incómoda físicamente y serías capaz de matar a alguien, el Menstruabot los aplasta por 30 segundos.

El cock bot

Mi contribución a #YesAllWomen: todas hemos estado en esa posición en la que estás en un lugar público y un tipo decide invadir tu espacio personal. Puedes correr con suerte y solo lidiar con una interrupción inocua, o puedes encontrarte con un tipo impertinente que se niega a aceptar un no como respuesta y te deja en una incomodidad ineludible porque no sabes si arriesgarte a un momento de agresividad al rechazarlo agresivamente o tener que dedicarle tu tiempo durante el resto de la noche.

El cock bot podría ser un mini bot, tal vez del tamaño de la borra de un lápiz. Apenas ves al fastidioso acercarse, lo enciendes. El cock bot saca sus alas y empieza a revolotear alrededor de ti emitiendo un ruido ensordecedor que hace que el patán retroceda.

El Ex botfriend

Alguien siempre quiere escribirle a su ex cuando ha tomado demasiado. No importa cuántas apps se hagan para bloquear tu cel cuando tomas, o cuántos amigos te arranquen el cel de la mano. Siempre vas a encontrar la manera de consumir demasiado alcohol y escribirle algo impertinente a tu ex.

Por eso, en lugar de usar bots para atender quejas de atención al cliente, tengamos bots para contestar mensajes desesperados de los exes del mundo.

Primero los alimentas con todas las conversaciones de tus exes, luego, interactúas con ellos. Y al final, logras quedarte por siempre malpegado y jamás superarás ninguna de tus relaciones.

El botmeran

Ese es el juego de palabras más terrible que he hecho en mi vida, pero la idea es decente. Digamos que a todos nos da demasiada flojera acostarnos en la cama y darnos cuenta que se nos olvidó apagar la luz, o volver de la cocina con un plato de papas, una birra, y un chocolate y darnos cuenta que se nos olvidó el pedazo de pizza (don’t judge me). El botmeran es el bot que mandarías como un bumerán a buscar lo que olvidaste.

So there, Elon Musk. Estoy esperando y todas estas ideas me parecen muchísimo más útiles que llegar a Marte.