Porque seamos honestos, todos hemos recibido uno

Ha llegado la época más esperada del año después de las vacaciones universitarias: la Navidad. La temporada favorita de muchos por múltiples factores; la música, las fiestas, las familias completas reunidas, comidas y bebidas exquisitas, los regalos...

Pero esto último no siempre es de lo más agradable. Cuando se trata del amigo secreto, un regalo se puede convertir en el motor de la desesperanza en la humanidad.

De todas las costumbres navideñas, el “amigo secreto” es esa experiencia que tiende a ser más negativa que positiva para la mayoría de nosotros, los que año tras año accedemos a este intercambio de regalos anónimo sabiendo que hay altas probabilidades de salir con el alma herida y con un gran sentimiento de “se aprovecharon de mi nobleza”.

Todos hemos sido víctimas de un amigo secreto mediocre, aquel que solo se anotó para aprovecharse del espíritu de la Navidad que nos invade, para luego salir ileso del vil acto de entregar un presente horrible el dia del regalo final. Yo estoy segura que el Grinch terminó siendo así como consecuencia de un mal amigo secreto.

Este año y como todos los anteriores, sucumbí ante la presión social de mis amigos de la oficina y me anoté en el amigo secreto, pero en esta oportunidad lo asumí con otra actitud: sin expectativas. De hecho, inspirada en mi conformismo frente al amigo secreto y con propósitos de comedia, pregunté entre algunos allegados y usuarios de Twitter ¿Cuál ha sido el peor regalo que has recibido en una dinámica de “amigo secreto”?

Ver relacionados:

Este fue el Top 10 de los peores regalos de “Amigo Secreto” :

  • Un par de medias del demonio de Tazmania.
  • Unas trenzas.
  • CD “quemaito” de chatarritas de los 2000.
  • Un piolín hecho de cerámica.
  • Un desodorante. (Ok a esta persona le dejaron un mensaje muy claro).
  • Un tripack de películas de El Señor de los Anillos... Pirata.
  • (Mi yo de diez años en quinto grado lo hubiera agradecido).
  • Atrapasueños en forma de zarcillos (pendientes) y oxidados. Es decir, usados.
  • Barra energética de frutos secos y arroz inflado. (Mensaje encriptado: Haz dieta).
  • Ni siquiera me dieron regalo, no apareció nunca.
  • (Sabemos que así le pasa a la gran mayoría).

¿Te das cuenta? No estás solo. #PorUnMundoSinAmigoSecreto