‘El mundo es muy grande, no podemos estar solos’

La ficción ha alimentado los corazones fanáticos así como cualquiera que busca entretenerse. Desde libros, videojuegos, películas, franquicias legendarias e incluso religiones, los extraterrestres siempre han estado presentes y populares en nuestras vidas.

Leer relacionados: 

Desde que aprendemos el sistema solar en educación primaria, es normal que la mente gravite a la pregunta: "¿Los aliens existen?". Después de todo, el universo es inmenso, no hay manera que infinitas galaxias estés deshabitadas. Por eso, tampoco evitamos llegar a la conclusión incierta de que "no podemos estar solos", o crear teorías conspirativas que podrían llegar a: "seguramente nos vigilan o están entre nosotros".

Pero nunca nos llegamos a imaginar la verdadera posibilidad de todas esas dudas. Es más, nos conformamos más con el contenido del mundo del entretenimiento que las hipótesis que una vez pensamos. 

E.T. el extraterrestre, Star Wars, Superman, Alf y Super 8 estuvieron en nuestra infancia, y Arrival, Día de la Independencia: Contraataque y A Quiet Place nos mantuvieron compañía cósmica durante estos últimos años. Quién sabe, seguramente llegaste a ver el clásico Aliens

El punto es que ahora te haré dudar, porque nada es lo que parece. Empecemos con una definición básica:

Extraterrestres

Son unos seres vivos provenientes del espacio exterior. Sus transportes son lo que nuestra sociedad llama "platillos voladores". 

El ser humano ha dado razones para creer que estas criaturas han influenciado en nuestra cultura, o al menos parte. Como por ejemplo, las hipótesis que estos alienígenas construyeron (o ayudaron a construir) las pirámides y el monumento Stonehenge. 

Evidencias de la existencia de los extraterrestres

Están los típicos videos que "evidencian" la posibilidad de su existencia pero en realidad son inválidos. Miles de personas han compartido experiencias con extraterrestres, o documentado avistamientos por medio de entrevistas, fotos o videos. Sin embargo, todo eso no se toma en cuenta. 

Hasta que no hayan pruebas físicas confiables de que son reales, como muestras de ADN o piezas de su tecnología avanzada, los aliens permanecerán como un misterio. A pesar de esto, puede que efectivamente existan dichas pruebas, solo que son ocultas y resguardadas por los gobiernos.

El más involucrado en ese tema, como de sorpresa, es el estadounidense. Hay muchas indicaciones que afirman reuniones entre el difunto expresidente Dwight Eisenhower y unos "marcianos". 

Un exagente de la CIA declaró que tanto esos encuentros como la existencia de los seres espaciales eran totalmente ciertos, y que no pudo decir nada a nadie durante su contrato de confidencialidad, que duraba cincuenta años. También afirmó haber visto uno con sus propios ojos. 

Este es un caso de muchos, solo que destaca porque parece que él y otro agente superior fueron los que informaron al mismísimo Eisenhower sobre un extraterrestre que estaba capturado en una de sus bases, junto con la nave que chocó en Roswell, México en 1947. 

El suceso se considera como el nacimiento de la ufología moderna, que es el estudio del fenómeno OVNI a través de fotos, video, o informes de radar. 

El suceso se considera como el nacimiento de la ufología moderna, que es el estudio del fenómeno OVNI a través de fotos, video, o informes de radar. 

Aparentemente, desde ese entonces el gobierno estadounidense se esmeró en desarrollar la tecnología más avanzada posible. La mayoría de los empleados que trabajaban en dichas máquinas e instrumentos no sabían el propósito. Toda la mano de obra cumplía órdenes, y no se les informaba sobre la situación. Solamente un pequeño grupo privilegiado cercanos al jefe de Estado sabían. 

Se dice que existe evidencia sobre las reuniones secretas que Eisenhower tuvo con los marcianos, ya que entablaban conversación para discutir acuerdos. Pero nada sale a la luz del público, solo testimonios que lamentablemente no se pueden determinar su veracidad. 

Años después se publicó un libro llamado The Day After Roswell que describe y explica lo sucedido con respecto al OVNI (Objeto Volador No Identificado) que estrelló en México desde la perspectiva de un coronel.

El exministro de Defensa de Canadá, Paul Theodore Hellyer, empezó a creer en los extraterrestres, y amplificó esto después de leer ese libro. Lo compartía abiertamente mientras manejaba el ministerio, testificándolo en frente de docenas de representativos. Esto lo convirtió en el primero y único miembro del gabinete en declarar su creencia hacia los alienígenas.

El exministro de Defensa de Canadá, Paul Theodore Hellyer, empezó a creer en los extraterrestres, y amplificó esto después de leer ese libro. Lo compartía abiertamente mientras manejaba el ministerio, testificándolo en frente de docenas de representativos. Esto lo convirtió en el primero y único miembro del gabinete en declarar su creencia hacia los alienígenas.

Para saber más de su historia:

Parece el típico cliché de película, que el gobierno sabe y esconde todo al público y que al momento de una invasión, nadie se salve excepto esa pareja/familia blanca que milagrosamente sabe cómo lidiar con peligro mortal. Aunque si de algo estoy segura, es que los clichés existen por una razón: porque pasan mucho, o por simple fantasía. Es cuestión de criterio decidir cuál motivo creer.

Quizás en un futuro podamos emigrar al espacio. Creo que encajaría bien allá, me han dicho que soy “de otra galaxia”. Pero no es por guapa, sino por distraída. Vivir en las nubes se queda corto para mí. En fin, una vez alguien sabio dijo: