Todo ‘bro’ sabe que las relaciones se basan en omisiones

Las mujeres, y algunos hombres beta, creen que las relaciones de pareja son para formar un equipo y apoyarse mutuamente. Los bros, están más claros. Mantienen una actitud realista. Saben que las relaciones son para que las gane uno o el otro. Que si las novias están felices es a costa de la libertad de ellos, y que la felicidad de ellos solo es posible si mienten sobre sus verdaderas necesidades. Por eso, la oración preferida de los bros es:

“No le digas a mi novia”.

Qué tan frecuente se escucha: cada vez que un grupo de bros sale a rumbear.

En contexto: un bro ha tenido una semana terrible. En el trabajo contrataron a una mujer nueva que ni siquiera está buena en vez del bro al que recomendó. No consiguió nuevos followers en instagram. Se le acabó su proteína. Además, para colmo, solo ha tenido tiempo para ir al gym una hora desde el lunes.

Es viernes, está listo para relajarse, tomarse unas birras, salir un rato con los panas. Antes, pasa por su novia de hace 3 años para ir a cenar. A pesar de que tienen planes a futuro y para la familia de ambos es una relación seria con un futuro matrimonio inminente, el bro sabe que no puede contarle todo a su novia, por no decir nada. Tiene un celular extra que usa para comunicarse con sus bros en secreto, no porque su novia le haya hecho una escena de celos alguna vez sino porque es una mujer. Todo bro sabe que las mujeres son dramáticas y es mejor pedir perdón que pedir permiso. Cada viernes, religiosamente, le dice a su novia que se irá a dormir temprano porque “está mamado de la semana”. Deja el celular oficial en su mesa de noche, y se va con sus bros. Durante toda la noche, cada vez que mueva un músculo, su mantra ante todo el que escuche será:

“No le digas a mi novia”