La infiltrada: "No hagas una escena" - The Amaranta
No es una rabieta

Según los bros hay una agenda feminista underground haciendo que el mundo secretamente favorezca a las mujeres de maneras que solo son relevantes para ellos. Viven en una realidad llenas de doble estándares que no quieren admitir, los hombres son más “ganadores” mientras más sexo hayan tenido mientras las mujeres deben ser tan virginales como sea posible. Los hombres “están de niñera” cuando tienen que cuidar a sus propios hijos, y las mujeres “están haciendo su trabajo” cuando deciden ser amas de casa. Lo hombres hacen reclamos súper razonables mientras que las mujeres solo hacen un show, de ahí, la frase favorita de estos bros:

“No hagas una escena” 

Qué tan frecuente se escucha: cada vez que un bro se comportó como un grandísimo imbécil con su novia y ahora tiene que confrontar las consecuencias.

En contexto: un bro y su novia van al cumpleaños de un amigo de ella en el mundo real, ese en el que no todos los amigos de una mujer quieren cogérsela y las amistades son completamente platónicas. El bro desacostumbrado a la idea de que las mujeres puedan ser vistas como algo más que un receptáculo de semen, interpreta toda señal de amistad como un ataque “territorial” en su contra.

Al llegar, el cumpleañero les dice amablemente “¿les busco un trago?”, el bro lo ve de arriba a abajo, le pone una mano amenazadora en el pecho y le dice con un tono innecesariamente agresivo “tranquilo, hermano. Yo lo busco”. Cada conversación se llena con cuentos de delirios de grandeza y hazañas inventadas del bro. Su único objetivo es hacer quedar mal al cumpleañeros, y todo el mundo se ha dado cuenta.

Unas horas después, la novia va al baño y cuando regresa, el bro le dice “estabas con él, ¿verdad?” y empieza una acusación ilógica basado en su creencia absurda de que todas las mujeres secretamente son unas putas y que todos los hombres son como él y solo necesitan 2 minutos para tener sexo. Su novia, harta del espectáculo que ha montado toda la noche, le grita “¡¿En serio vas a decir eso?!”, el bro mira aterrado a su alrededor para asegurarse de que nadie los esté viendo y le dice, “¡no hagas una escena!”.