Es un “creep” y punto

Si los bros del mundo defendieran el respeto por otros seres humanos tanto como defienden la reputación de otros bros que nunca han conocido, el mundo sería un lugar muy distinto. Afortunadamente, los bros no son muy dados al cambio por lo que jamás tendremos que lidiar con ese mundo desconocido. Podemos quedarnos en este donde los bros que salen en defensa de otros bros cuando están siendo acusados de ser creepy o sexistas o misóginos, pero sus defensores no están listos para aceptar la verdad y deciden decir:

“No es para tanto”

Qué tan frecuente se escucha: cada vez que alguien menciona a Louis CK.

En contexto: eres una periodista joven que tiene un par de meses trabajando en la historia más importante que te han asignado desde que te graduaste. Has ido de pista en pista, y entrevistado a casi todos los involucrados, menos al más importante. Lo dejaste para el final porque te morías de nervios solo imaginarte llamarlo para pedirle una entrevista.

Finalmente meditaste, te tomaste un shot de ron, y te repetiste mantras frente al espejo para poder llamarlo. Te atiende amablemente y todo va bien. Pero de repente, en vez de contestar tus preguntas, empieza a dejar que se hagan silencios sospechosamente largos, su respiración empieza a hacerse cada vez más pesada. Escuchas un ligero gemido al otro lado del teléfono. No sabes qué hacer, ¿qué significa esto? ¿en serio se está masturbando mientras habla conmigo? ¿por qué? ¿fue algo que dije? ¡¿qué significa esto?! ¿tengo que escucharlo para poder hacer mi trabajo? ¿esto es normal? En pánico cuelgas. Sientes una combinación de verguenza, mucha confusión, y un poco de miedo. Vas hasta tu bro-boss, le cuentas lo que pasó y te dice “...bueno, vuélvelo a llamar. No es para tanto”.