Y a ti tu novia el tuyo

Para los bros la inteligencia se divide en dos, la inteligencia normal, y la de “inteligente… para ser una mujer”. Por eso, cuando una mujer hace un trabajo sospechosamente bien, todos saben qué es lo que pasa en realidad:

“Es que el novio le hace el trabajo”

Qué tan frecuente se escucha: más que “es que ella es una persona súper inteligente”, menos que “¿viste qué chévere está ese culish?”

En contexto: un bro y su compañera de trabajo tiene que entregar proyectos el mismo día. Cuando el bro llega en las mañanas después del gym, la encuentra ya ahogada en papeles y post its. Cuando sale para el almuerzo, ella todavía está sentada investigando.

En las tardes, en sus 5 minutos vespertinos de revisar Tinder, la ve consultando a otros colegas sobre el tema. Y en las noches, mientras cuadra la cena con su culito de la semana, ella está tomando los últimos apuntes.

El día de la presentación, ella va primero. Al terminar, todos están sorprendidos. La aplauden, le dan un Oscar, un Grammy, y una orquídea de plata. Su jefe le ofrece acciones en la compañía y le dice que es la mejor presentación del mundo. El bro, le da con el codo a su bro laboral, y le dice:

“Es que el novio le hace el trabajo”.

Leer más:

La Infiltrada: ‘¿A quién se habrá cogido?’

La Infiltrada: ‘Si se resbala, le meto’