DUFF, anyone?

Cuando de bros se trata, lo más importante de una mujer es qué tan buena está… o qué tan buena amiga es de una mujer que esté buena. Por eso, toda fiesta debe tener culish. Toda invitación que reciba a una mujer normal, terrenal, común, y corriente, implica llevar un culish tributo, que los bros sutilmente les recuerdan diciendo:

“Trae a tu amiga”

Qué tan frecuente se escucha: dependiendo de qué tan “cogible” seas para tus bros más cercanos, podrías escucharlos muy frecuentemente o solo cuando se rinden contigo.

En contexto: un bro prepara la “partuza” para su cumpleaños. Cuando papi le transfiere llama a su mejor amiga, y básicamente le encarga cuadrar el alcohol, la música, el lugar, decirle a sus amigos, cargar el hielo, y elegirle los interiores que se va a poner ese día. El bro, solo se encarga de seleccionar a “los culish” de la universidad que invitará. Con todo ya hecho para la fiesta, el bro escribe en “Los Doggydudes”, el grupo de bros de WhatsApp, “¿todos listos, perritos?” es la pregunta que detona una retahíla de mensajes vagamente motivacionales y extrañamente homoeróticos.

Una vez acabados los saludos iniciales, comienzan el recuento de vaginas invitadas a la fiesta y encuentran un problema, la mejor amiga del bro cumpleañero. Unánimemente determinan que no es “cogible”, y por lo tanto solo sirve para ocupar espacio que podría estar siendo utilizado por alguien digno de recibir múltiples penes. Para evitar problemas el bro la llama, después de saludarla, le recuerda la hora a la que se verán, e inmediatamente después le suelta: “trae a tu amiga”.