Cómo desaparecerte del internet - The Amaranta

Cómo desaparecerte del internet

¿Red pill or blue pill?
Author:
Publish date:
offthegrid

Detrás de cada publicidad que ves de pasada mientras revisas tu feed de Instagram, hay un algoritmo alimentándose con tu información. Los resultados de tus búsquedas en Google no son casuales, igual que las sugerencias de amigos en Facebook. Hasta WhatsApp puede ser utilizado para determinar tu patrón de sueño y con quién estás hablando.

Todo lo que haces a través de tu dispositivo favorito puede ser monitoreado y vendido a marketeros para lanzarte publicidad especializada y eso es lo de menos. Mientras lees esto hay start-ups desarrollando bots que pueden reconocer tu cara hasta cuando la tienes parcialmente tapada.

Para algunos, es lo que tenemos que tolerar por vivir en un mundo cada vez más dependiente de lo digital. Para mí también hasta este año.

El único hombre blanco heteroseuxal que adoro y tolero al 100% (mi pareja) decidió darle nuestros correos a todas las universidades ofreciendo maestrías en Big Data, fue un favor adorable porque yo estaba buscando. Lo que él no sabe, es que entregar tu correo a una base de datos es como darle tu ADN a un científico loco obsesionado con la clonación intraespecie y esperar que no haga un híbrido con tu cara y el cuerpo de una cebra. Dar tu correo es ahorrarle el trabajo a todas esas personas que te están monitoreando.

El problema de la sobreexposición

A partir del día siguiente todo en todas mis redes sociales anunciaban cursos, talleres, maestrías, calcomanías, y retiros espirituales de Big Data. Unas universidades me escribieron dándome brochures, otras me ofrecieron entrevistas, y unos cuantos más descarados me escribieron por WhatsApp. Estaba inundada de ofertas y el 95% de ellas ni siquiera eran sitios o con precios que me interesaran. Estaba rodeada.

La solución idílica

Obviamente lo primero que pensé fue quemar mi computadora y vivir en una cueva sin acceso al internet durante el resto de mi vida. Luego pensé en algo menos radical como simplemente vivir cual ermitaña psicótica sin redes sociales. Get off the grid. Es lo que las personas que están más conscientes de las consecuencias de tener toda tu información online recomienda.

La cosa es que desaparecer es muchísimo más complicado de lo que parece. Nada más para empezar esto es lo que necesitas hacer:

  • Deshacerte de tus redes sociales
  • Solo navegar a través de Tor
  • Usar un VPN
  • Crear una cuenta de correo con información falsa
  • Mantener la mayoría de tus conversaciones offline
  • Usa solo criptomonedas
  • Comunicarte solo a través de teléfonos prepagados (con efectivo, obviamente)

La incompatibilidad con la realidad

Aún siendo bombardeado con publicidad que no parece acabarse jamás, es difícil que puedas recurrir a las medidas que de verdad son necesarias para conservar tu privacidad.

Es particularmente imposible si escribes, con tu nombre real, en internet… o si uno de tus trabajos implica hacer clickbait para Facebook.

Digamos que mantenerte off the grid implica más privilegio del que pareciera. Por un lado, muchos trabajamos a punta de redes sociales, por otro, usar Tor sin caer en trampas no es tan fácil y ni hablar de lograr obtener criptomonedas. Deshacerte de tu correo, usar números prepagados y nunca usar el internet, es básicamente botar el celular y tratar de vivir en los 90’s. En el mejor de los casos pierdes contacto constante con tu familia, desapareces para potenciales clientes, y tus amigos se olvidan de ti, pero lograste vivir sin publicidad invasiva.

Lo que sí puedes hacer

La opción es to get kinda off the grid. Reducir tu huella digital lo más que puedas sin realmente afectar demasiado tu estilo de vida.

Lo primero que tienes que hacer es ponerle límites a tu papá sobreprotector digital, Google. Duck Duck Go es una buena opción como buscador sin necesidad de usar Tor. Puedes buscar lo que quieras y no monitorean tu actividad.

Lo segundo es crearte un email que no tenga tu nombre ni información identificable y que puedas usar para ingresar a páginas.

En tercer lugar, puedes usar un VPN que oculta tu IP mientras estás online. Tu IP es como tu cédula digital. Navegar sin un VPN es como ir por la calle entregándole tu cédula a cada persona que encuentras. Lo que hace el VPN es oculta tu identidad, tu dirección, y evitar que te alguien siga tus movimientos. 

Y finalmente, acostúmbrate a borrar las cookies. La información que se guarda en ellas es la responsable de que un día hagas una búsqueda inapropiada para research de un artículo y al día siguiente termines con ads sobre cuál es el mejor puente cerca de casa para conseguir crack.