Guía 101 de flores para regalar - The Amaranta
Esto debería ser conocimiento obligatorio

Hay varios casos en los que regalar flores no es solo adecuado sino alentado:

Cuando nace alguien.

Cuando muere alguien.

Cuando alguien se enamora.

Cuando alguien la cag* y quiere pedir disculpas.

Cuando alguien se casa.

Cuando tú eres la que se casa y quieres que alguien más se case.

Cuando quieres dar gracias.

Cuando quieres recordarle a alguien que lo quieres.

Cuando alguien se muda a una casa nueva.

Cuando vas a despedir a alguien al aeropuerto.

Cuando tu suegra cumple años y te cae bien.

Cuando tu suegra cumple años y te cae mal.

Cuando eres Seal y cantas A Kiss From A Rose.

Cuando eres Juan Luis Guerra y cantas Te Regalo Una Rosa.

Básicamente en cualquier principio o fin, amor y desamor, entendimientos o conflictos las flores son de los mejores detalles para demostrarle a alguien tus sentimientos e intenciones.

Lamentablemente como la salsa, las cartas escritas a mano y la economía de Venezuela, el regalar flores parece un recuerdo feliz de un pasado triste, en el que no sabíamos lo que teníamos. Entre menos clichés lo que quiero decir es que nadie regala. Hoy en día nadie regala nada y menos flores.

Porque en The Amaranta además de ser feministas somos románticas irremediables, como un cóctel con varios licores que te va a dar ratón mañana, aquí hay una pequeña guía de las flores que puedes regalar. Más que eso, te invitamos a que indagues los significados de cada una y hacemos una sugerencia de las ocasiones en las que podrías darlas.

Intentando hacer el mundo mejor con una margarita y un artículo a la vez.

Ver relacionado: 0800-Amor: Regalar flores