Así que ve aprendiéndote la canción de cumpleaños versión italiano

Por más incierto y místico que se pinte ese año nuevo a las 11:59 p.m. el 31 de diciembre, por más ansiosos e intranquilos que nos sintamos balanceándonos en el abismo ante la venida de otro primero de enero, y por más pánico que sintamos ante la preocupación de inventar 12 nuevos deseos para 12 uvas peligrosamente grandes; todos los años podemos contar con la tranquilidad de que varias cosas van a suceder.

Es obvio, no podemos prever desastres naturales, políticos psicóticos, regiones con ánimos independentistas ni el surgimiento de cantantes de Reggaetón con nombres de animales de granja enojados, aunque nos leamos todas las cartas astrales o intentemos ser Raven Simone.

Sin embargo, puedes contar con el hecho de que una de tus amigas se enamore de un bobo, que tu mamá pierda los cabales con algún plato sucio en la cocina, que tomes la mala decisión de tomar cocuy de penca fermentado en un pote de leche Carabobo y te dé ratón, que te cepilles los dientes, que te comas un pelo ajeno en un sánduche, que faltes al gimnasio, que caigas en un hueco en el asfalto y que te golpees el meñique del pie con el borde de la cama.

También puedes contar inevitablemente con el hecho de que una vez más cumplirás años, porque como todo lo anterior, como una ley casi científica del universo, la seguridad de que te hagas más vieja es tan absoluta como que el sol sale y se esconde todos los días.

Bueno al menos que consigan en Venezuela los restos de Kennedy junto a una pila astronómica de coca y los gringos por fin decidan volarse este país.

Pero si no te mueres por ser daño colateral de un intento por aniquilar a todas las ratas del chavismo, el año que viene cumplirás 365 días más de vida, y entre mujeres eso debe ser una fecha importante.

Capítulo 13 de The Girl Code: “Los cumpleaños de tus amigas serán las festividades más importantes del año”.

Toda mujer hecha y derecha, que se considere digna de llamarse como tal, deberá asumir con máximo compromiso el hecho de que los cumpleaños de sus amigas son tan importantes para ellas, como la cita con la depiladora lo será para la hija de Beyoncé.

1

En esta ocasión el énfasis sobre “calidad sobre cantidad” está marcado con resaltador.

Tomando en cuenta que los cumpleaños conllevan un esfuerzo máximo de tiempo, energía, capital emocional, económico y humano; aquí es cuando una mujer debería considerar elegir bien sus amistades cercanas para no tener que cantar 17 veces la canción de cumpleaños y poner 17 fotos con gente hipócrita en las redes sociales cuando vengan los aniversarios respectivos.

“Amarás el cumpleaños de tus amigas por encima del tuyo” es un lema que mantendrá toda festividad con ánimos espectaculares y en el que la homenajeada se sentirá querida por las personas a las que ella quiere.

Si le gusta, no le gusta, se cortó mal el pelo, le terminó el novio o salió del closet, no es lo que importa el día del cumpleaños de tu mejor amiga. Tu labor es enfocarte en que no somos princesas, pero ese día podemos jugar a ser dictadoras totalitarias (que es básicamente lo mismo).

Es un día en el que vas a recordarle rotundamente a las tuyas que las quieres y que su existencia es relevante para ti y para el mundo entero.

Todos los cumpleaños serán importantes y aunque el plan sea comer galletas de soda con diablito viendo Betty La Fea (versión colombiana) porque eso es lo que nos permite la inflación intergaláctica el año que viene, que sea el mejor día del mundo para esa amante de la carne procesada y las novelas extranjeras que tanto amas.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 12 de The Girl Code.

¡HOOZA!